29 febrero 2024
spot_img
29 febrero 2024

100 años de la muerte de Lenin

Vladimir Lenin fue el principal dirigente de la Revolución de Octubre de 1917 y se convirtió en primer líder de la Unión Soviética (URSS)

Hace 100 años, una serie de acontecimientos cambiaron la historia de Rusia y del mundo. La Revolución rusa de 1917 no solo acabó con un imperio con siglos de antigüedad, sino que transformó el sistema político y económico del país dando origen al primer sistema comunista de la historia. Entonces el papel de Vladimir Lenin, político revolucionario ruso, fue clave.

A principios del siglo XX, Rusia era un país que sufría una profunda crisis económica y que estaba gobernado por una monarquía absolutista. El zar Nicolás II prohibía libertades y derechos civiles a los trabajadores. Además, llevó a Rusia a participar en la Primera Guerra Mundial (1914-1918), lo que provocó grandes pérdidas humanas, económicas y un gran descontento social

Nicolás II fue el último emperador de Rusia, pues una ola de manifestaciones y revueltas acabaron derrocando a su gobierno. Fue lo que se conoció como la Primera Revolución Rusa, que comenzó en febrero de 1917. Tras la abdicación del zar, se formó un gobierno provisional compuesto por miembros del Duma (parlamento ruso).

Sin embargo, este gobierno fue incapaz de abordar las demandas de los ciudadanos. En ese momento, una nueva forma de organización política iba ganando cada vez más apoyo popular: los soviets o asambleas de trabajadores, que querían impulsar una revolución socialista.

Entonces entró en acción Vladimir Lenin, un político revolucionario que se había exiliado a Suiza huyendo del zarismo. Lenin lideró la Revolución de Octubre de 1917 y creó el Partido Bolchevique, una corriente radical del partido socialdemócrata ruso. Los bolcheviques tomaron el control de Petrogrado (ahora San Petersburgo) y arrestaron al gobierno provisional.

Este evento marcó el inicio del régimen bolchevique y la creación de un gobierno socialista. La historia de Rusia había cambiado para siempre de la mano de Vladimir Lenin. El domingo 21 de enero de 2024 se cumplieron 100 años de su muerte.

Líder de la revolución

Antes de la revolución, muchos líderes revolucionarios radicales se vieron obligados a abandonar Rusia debido a la persecución política. Sin embargo, tras la Revolución de Febrero de 1917, muchos intelectuales volvieron al país. Entre ellos estaba Vladimir Putin, un político que defendía un sistema contrario al que existía en la Rusia de entonces.

Desde su juventud, Lenin militó en la izquierda política revolucionaria. Entre sus ideales, defendía un sistema sin privilegios, en el que no existía la propiedad privada y donde todos los recursos pertenecieran al pueblo. Toda esa ideología quedó plasmada en el Partido Bolchevique, que acabó haciéndose con el poder de Rusia tras la Revolución de Octubre. 

Surgió entonces una guerra civil que enfrentó al nuevo gobierno bolchevique y su Ejército Rojo con los militares del ex ejército zarista, agrupados en lo que se conoce como “Movimiento Blanco”. Este movimiento estaba compuesto por conservadores y liberales, favorables a la monarquía, que no querían que las ideas de Lenin se impusieran en el país. 

Sin embargo, los bolcheviques ganaron el conflicto, consolidando su control sobre Rusia. En diciembre de 1922, se fundó la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS), una federación de repúblicas socialistas. Vladimir Lenin se convirtió en su primer dirigente y el nombre de la antigua capital, Petrogrado, se cambió por otro en su honor: Leningrado.

La URSS en el mundo

La creación de la URSS marcó el establecimiento de un sistema comunista, que se basaba en las ideas de Karl Marx y Friedrich Engels. Su economía se caracterizó por la colectivización de la tierra y la industria. El Estado controlaba la mayor parte de la producción y la distribución de bienes y servicios con el objetivo de eliminar la propiedad privada.

El Partido Comunista de la Unión Soviética (PCUS) se convirtió en el único partido político permitido. La política y la toma de decisiones estaban altamente controladas, y la disidencia política era reprimida. El líder del partido, y por consiguiente del país, tenía un papel superior, como se evidenció en líderes como Lenin. 

Durante varias décadas, la URSS se consolidó como una potencia económica e industrial, compitiendo con Estados Unidos y su capitalismo. Sin embargo, este período de éxito económico y expansión política también estuvo marcado por la represión interna y la falta de libertades. Hubo purgas políticas, campos de trabajo forzado (como los Gulags), censura, y una cultura de miedo.

Vladimir Lenin, primer líder de la URSS, falleció el 21 de diciembre de 1924. Sin embargo, la Unión Soviética continuó existiendo bajo el liderazgo de su sucesor, Josef Stalin. Casi 70 años después de la muerte de Lenin, en 1991, se llevó a cabo la disolución de la URSS

Trabaja la actualidad en el aula  

Este artículo incluye materiales didácticos exclusivos para suscriptores. ¡Descubre la actividad que te proponemos hoy!

Acceso para estudiantes / Accés per estudiants
Introduce la contraseña para acceder a los materiales:
Introdueix la contrasenya per accedir als materials:



¿Todavía no estás suscrito a Junior Report?

Suscríbete

Si tú o tu centro educativo estáis suscritos,
introduce el perfil de redes sociales o tu usuario

Últimas noticias

- Contenido patrocinado -