19 abril 2024
spot_img
19 abril 2024

2024, un año bisiesto

Cada cuatro años se añade un día extra al mes de febrero para compensar el desajuste de horas del calendario y mantenerlo alineado con las estaciones

Este 2024 es un año especial porque es un año bisiesto. Esto significa que el mes de febrero tiene 29 días en lugar de lo que ocurre en los años comunes, que tienen solo 28 días en el segundo mes del año. ¿Por qué ocurre esto?

Para entenderlo, tenemos que saber cuánto dura un año exactamente en el calendario. Normalmente decimos que cada año tiene 365 días, pero esa cifra es una aproximación. 

Para ser más precisos, un año astronómico, es decir, el tiempo que tarda la Tierra en completar una órbita alrededor del Sol, es aproximadamente de 365 días, 5 horas, 48 minutos y 45 segundos. Esas seis horas extra se van sumando y se convierten en un día más (24 horas) cada cuatro años

Lo que se hace en los años bisiestos es añadir ese día extra en el mes de febrero para mantener nuestro calendario sincronizado con las estaciones. Si no se hiciera, a lo largo de las décadas y siglos los días quedarían descompensados y las estaciones acabarían cambiando

Los años bisiestos son imprescindibles para que nuestro calendario siga siendo preciso y refleje con mayor exactitud la duración real de un año. 

De egipcios a romanos

Este desfase de horas en cada año no es un descubrimiento actual, sino que se conoce desde hace siglos. 

Los antiguos egipcios fueron los primeros en desarrollar un calendario basado en el ciclo solar. El calendario egipcio (o calendario solar) estaba compuesto por 365 días divididos en 12 meses de 30 días cada uno, con la adición de cinco días extras al final del año. Sin embargo, esta aproximación no era del todo precisa.

Más tarde, los romanos desarrollaron su propio calendario, pero este también seguía siendo irregular y no se ajustaba completamente a las estaciones. Por esta razón, el líder de los romanos Julio César le pidió a Sosígenes de Alejandría, astrónomo y matemático griego, que reformara el calendario para que este fuera más preciso.

Sosígenes, utilizando sus conocimientos astronómicos, ayudó a diseñar el calendario juliano, que se introdujo en el año 45 a.C. Este se basaba en el ciclo solar y también tenía un año de 365 días dividido en 12 meses. 

Sin embargo, este científico añadió algo que cambió la historia para siempre: un año bisiesto cada cuatro años para corregir la discrepancia en la duración del año. 

El calendario juliano fue una mejora significativa sobre los calendarios anteriores y se utilizó ampliamente en Europa occidental durante siglos. Su introducción marcó un hito en la medición y el seguimiento del tiempo.

La reforma del Papa Gregorio XIII

A pesar de ser una mejora con respecto a los calendarios anteriores, el calendario ideado por Julio César aún tenía una ligera discrepancia con el año solar real

El calendario juliano contaba que un año duraba 365 días y 6 horas, 11 minutos más que los 365 días, 5 horas, 48 minutos y 45 segundos que dura realmente. Aunque esos 11 minutos puedan parecer insignificantes, tenemos que pensar cómo la acumulación de este desfase a lo largo del tiempo afectaría a la precisión del calendario

Entre 1545 y 1563 tuvo lugar el Concilio de Trento, una importante reunión de la Iglesia Católica para debatir diferentes cuestiones. Entre ellas, el Concilio discutió cómo debía ser el calendario eclesiástico, utilizado para organizar las fiestas religiosas: Navidad, Cuaresma, Semana Santa, Pascua…

Aunque no se llegó a un acuerdo definitivo en ese momento sobre cómo debía ser el calendario, el Concilio de Trento sentó las bases. 20 años después de aquella reunión, el Papa Gregorio XIII introdujo el calendario gregoriano para corregir las discrepancias en el calendario.

Este calendario estableció la norma de que el mes de febrero tiene 29 días cada cuatro años. Esta reforma se llevó a cabo con la ayuda de astrónomos y matemáticos de la época, como Christoph Clavius y Luigi Lilio, que proporcionaron los cálculos necesarios. A día de hoy, el gregoriano es el calendario más utilizado en todo el mundo.

Este artículo incluye materiales didácticos exclusivos para suscriptores. ¡Descubre la actividad que te proponemos hoy!

Restricted Content
To view this protected content, enter the password below:



¿Todavía no estás suscrito a Junior Report?

Suscríbete

Si tú o tu centro educativo estáis suscritos,
introduce el perfil de redes sociales o tu usuario

Últimas noticias

- Contenido patrocinado -