13 junio 2024
spot_img
13 junio 2024

35 años de la masacre de Tiananmen

En 1989, miles de ciudadanos chinos se congregaron en la plaza de Tiananmen para protestar pacíficamente contra el régimen

La noche del 3 al 4 de junio de 1989, el Ejército chino puso fin a las protestas que llevaban casi siete semanas en la plaza de Tiananmen, en Pekín. Allí, estudiantes, intelectuales y otros ciudadanos chinos se habían reunido para protestar pacíficamente contra el régimen comunista de China.

Ese día, el Ejército recibió la orden de dispersar las manifestaciones. Lo hicieron con violencia, asesinando entre cientos y miles de personas. El gobierno chino no ha compartido las cifras oficiales de aquel hecho histórico, que acabó conociéndose como la masacre de Tiananmen

Las protestas de los ciudadanos comenzaron después de la muerte de Hu Yaobang, un ex líder del Partido Comunista conocido por sus políticas reformistas. Su fallecimiento en abril de 1989 provocó una ola de manifestaciones que inicialmente buscaban honrar su memoria, pero que rápidamente se transformaron en demandas más amplias.

Los manifestantes pedían reformas democráticas y el fin de la corrupción. Protestaban contra la falta de libertades políticas y la opresión que ejercía el régimen comunista chino sobre los ciudadanos del país. Sin embargo, el gobierno, dirigido por el entonces líder Deng Xiaoping, decidió poner fin a las protestas utilizando la fuerza militar

En estos 35 años, el gobierno chino ha intentado eliminar completamente de la memoria colectiva lo ocurrido: no se hacen conmemoraciones de las protestas, y a día de hoy todavía no se han publicado cifras oficiales de muertos y heridos. En cada aniversario, este hecho histórico vuelve a ser recordado en los medios occidentales.

El hombre del tanque

Un hombre solo, con una bolsa de la compra en la mano, se planta desafiante ante una fila de tanques militares cerca de la plaza de Tiananmen, en Pekín. Mientras las cámaras captan el momento para su difusión en todo el mundo, el protagonista levanta la mano para indicar a los tanques que paren. Y, por un instante, lo hacen.

Este momento, captado por los medios de comunicación y agencias de información, se convirtió en un símbolo de resistencia de las protestas en Tiananmen. Los tanques no le dispararon, ni intentaron arrollarlo, sino que intentaron esquivarle, pero el hombre siguió cortando el paso.

Nadie conoce su nombre, ni sabe qué pasó con este hombre, pero su disposición reflejó la brutalidad del régimen chino contra sus propios ciudadanos. El suceso tuvo lugar la mañana del 5 de junio de 1989, después de que el Ejército chino llevara a cabo una masacre contra los manifestantes de Tiananmen. 

La fotografía de aquel hombre dio la vuelta al mundo: apareció en la mayoría de telediarios y en portada de revistas y periódicos de multitud de países. Muchos creen que, gracias a aquella imagen, la masacre no se quedó dentro de las fronteras de China y pudo conocerse en todo el mundo.

China, régimen comunista

China es el cuarto país más grande del mundo y también es uno de los más poblados: tiene más de 1.400 millones de habitantes, según estimaciones de Naciones Unidas. Siendo un país tan grande, con tantos recursos naturales y con una población tan numerosa, China también es una de las principales potencias económicas a nivel mundial

Aunque hay una considerable presencia de empresas privadas y capital extranjero, el Estado mantiene un control significativo sobre sectores estratégicos y la economía en general. El país está gobernado desde 1949 por el Partido Comunista Chino (PCC), que también es el único partido permitido y controla el poder legislativo, ejecutivo y judicial

Además de la falta de alternativas políticas, existe una estricta censura de medios de comunicación, Internet y las redes sociales, para evitar cualquier crítica contra el gobierno de Xi Jinping, que a finales de 2022 renovó su mandato por tercera vez consecutiva.

A pesar del crecimiento económico que ha experimentado el país en las últimas décadas, existe una considerable desigualdad entre las regiones urbanas y rurales. Asimismo, según Amnistía Internacional, el régimen chino sigue utilizando la “seguridad nacional” como pretexto para impedir el ejercicio de los derechos humanos, incluidas las libertades de expresión, asociación y reunión.

Este artículo incluye materiales didácticos exclusivos para suscriptores. ¡Descubre la actividad que te proponemos hoy!

Restricted Content
To view this protected content, enter the password below:



¿Todavía no estás suscrito a Junior Report?

Suscríbete

Si tú o tu centro educativo estáis suscritos,
introduce el perfil de redes sociales o tu usuario

Últimas noticias

- Contenido patrocinado -