16 junio 2024
spot_img
16 junio 2024

50 años sin Tolkien

El escritor de obras como ‘El Señor de los Anillos’ es considerado el padre de la literatura fantástica moderna por sus contribuciones al género

Hace 50 años el universo literario perdió a uno de sus escritores más reconocidos. John Ronald Reuel Tolkien, conocido por sus iniciales J. R. R. Tolkien y autor de obras como El Hobbit y El Señor de los Anillos, falleció el 2 de septiembre de 1973. Sus libros han tenido un impacto profundo tanto en la literatura y el género de fantasía como en la cultura popular.

Tolkien nació el 3 de enero de 1892 en Bloemfontein, Sudáfrica. Estudió lenguas anglosajonas y germánicas, así como literatura clásica y llegó a trabajar como profesor en la Universidad de Oxford. Su experiencia académica en lenguajes y mitologías antiguas influyó enormemente en sus creaciones literarias

En 1937, publicó El Hobbit, una de sus obras más aclamadas que narra las aventuras de Bilbo Bolsón y un grupo de enanos en busca de un tesoro. Escrito con un tono ligero, el libro estaba dirigido a un público joven, y Tolkien creó más de 100 dibujos para apoyar la historia. 

En El Hobbit conocimos por primera vez la Tierra Media, un universo ficticio que se asemeja en muchas formas a la Europa medieval, pero que contiene elementos fantásticos como los elfos, los enanos y la magia. En este universo, los personajes, dependiendo de su raza y cultura, tienen un lenguaje propio creado por el mismo escritor.

Tolkien siguió desarrollando Tierra Media en la serie de El Señor de los Anillos, una trilogía de libros publicada entre 1954 y 1955 que sigue las aventuras de varios personajes. Entre ellos encontramos a Frodo Bolsón, el sobrino de Bilbo (protagonista de El Hobbit), quien intenta destruir un poderoso anillo para evitar que el Señor Oscuro Sauron se haga con él. 

Ambas obras consolidaron a Tolkien como un autor icónico y hoy en día es reconocido como el padre de la literatura fantástica moderna. Su habilidad para construir mundos detallados ha inspirado a varias generaciones de escritores de fantasía, como George R.R. Martin, autor de Juego de Tronos o Patrick Rothfuss, autor de El nombre del viento

Tierra Media, un lugar único

En las páginas de los libros de Tolkien, un mundo mágico y épico cobra vida. Hablamos de la Tierra Media, un universo ficticio perfectamente construido con sus propias culturas, razas y paisajes, así como con sus propios lenguajes, aventuras y mitología.

En esta tierra imaginaria, humanos, elfos, enanos, hobbits, orcos y muchos otros seres coexisten. Aunque algunos de estos personajes conviven en armonía, otros atraviesan relaciones complejas que llevan al conflicto, lo que hace que la trama de los libros sea más profunda. 

Como si de un continente real se tratase, la Tierra Media tiene sus propios lugares emblemáticos. En sus libros, Tolkien dibujó mapas detallados, creando un universo que se siente real y coherente. Encontramos zonas como La Comarca, el hogar de los hobbits; Rivendel, una ciudad élfica ubicada en las montañas que es considerado un refugio seguro; o Mordor, una tierra asolada por la oscuridad y el poder del Señor Oscuro Sauron.

En sus obras emblemáticas, Tolkien construyó un mundo que va más allá de las historias principales. Cada rincón de la Tierra Media tiene su propia historia, mitología y folclore, lo que sugiere que el universo es mucho más grande que las historias que aparecen en los libros. 

Sin duda, uno de los aspectos más singulares de la Tierra Media es la creación de lenguajes ficticios por parte de Tolkien. A lo largo de su vida académica, el  escritor estudió diferentes lenguas y se formó en mitología. Este conocimiento le sirvió para desarrollar lenguajes completos y coherentes para varias razas, lo que le da al universo mucha más autenticidad

Tolkien en el cine

La influencia de las obras de Tolkien no se ha limitado al mundo literario, sino que también ha llegado al cine. El Señor de los Anillos, su obra más aclamada, fue adaptada a la gran pantalla en una trilogía dirigida por Peter Jackson: La Comunidad del Anillo (2001), Las Dos Torres (2002) y El Retorno del Rey (2003). 

Las películas consiguieron capturar la esencia de la Tierra Media y presentar todo el universo de Tolkien de una forma visual y narrativamente emocionante, lo que atrajo a lectores aficionados y a un público nuevo

Además, los largometrajes destacaron por su innovación técnica, incorporando efectos visuales. Entre otras innovaciones, las películas fueron pioneras utilizando la captura de movimiento y la generación de imágenes generadas por computadora (CGI) para crear personajes digitales. Fue el caso de Gollum, uno de los personajes más emblemáticos.

La trilogía no solo fue un éxito en taquilla, sino que también recibió elogios de la crítica y ganó multitud de premios. Las tres películas en conjunto fueron nominadas para un total de 30 premios Oscar (de los cuales ganaron finalmente 17). El éxito abrió la puerta a más adaptaciones y Jackon también dirigió una trilogía de películas basadas en El Hobbit

En 2022, el universo de Tolkien volvió a las pantallas, esta vez en formato de serie. El Señor de los Anillos: los Anillos de Poder, formada por ocho capítulos, está ambientada en la Segunda Edad de la Tierra Media, es decir, antes de los acontecimientos que ocurren en la trilogía de El Señor de los Anillos.

Últimas noticias

- Contenido patrocinado -