19 abril 2024
spot_img
19 abril 2024

Bienestar animal y libertad religiosa: ¿dos principios compatibles?

El Tribunal Europeo de Derechos Humanos determina que prohibir el sacrificio de animales sin aturdimiento en los rituales “kosher” y “halal” no restringe la libertad religiosa

La prohibición del sacrificio de animales sin aturdimiento previo no supone una discriminación de las religiones musulmana y judía y sus rituales “halal” y “kosher”. Así lo ha determinado el Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) en una sentencia pionera, que vincula por primera vez la libertad religiosa con el bienestar animal.

En el Islam, el término "halal" se refiere a lo que está permitido según la ley islámica. En el ámbito de la comida, hace referencia a los alimentos y prácticas alimentarias que son permitidos según la religión. En el judaísmo, el término "kosher" se refiere a las leyes judías que regulan qué alimentos son aptos para el consumo y cómo deben ser preparados.

Ambas tradiciones religiosas tienen normas detalladas sobre cómo deben sacrificarse los animales para que su carne sea considerada “halal” o “kosher”. En los dos rituales se requiere que el animal esté consciente al momento del sacrificio, una práctica diferente a la normativa de muchos países europeos, que exigen que los animales sean aturdidos previamente para reducir su sufrimiento.

En 2017, las regiones belgas de Flandes y Valonia prohibieron el sacrificio animal sin aturdimiento, amparándose en una ley del bienestar animal de 1986. En aquel entonces, un grupo de demandantes (ciudadanos y organizaciones en representación de intereses musulmanes y judíos) solicitaron la revisión judicial de la prohibición

Los demandantantes alegaron que la normativa violaba su derecho a la libertad religiosa y suponía una discriminación a sus tradiciones religiosas. Sin embargo, los tribunales del país desestimaron sus recursos y, en 2022, el grupo terminó acudiendo al Tribunal Europeo de Derechos Humanos. 

Dos años más tarde, el TEDH ha sentenciado que los decretos de las dos regiones de Bélgica no violan ni la libertad religiosa ni la prohibición de discriminación. En Europa, la prohibición de sacrificar animales sin aturdimiento previo rige en países como Eslovenia, Dinamarca, Islandia, Suecia y Noruega. Esta práctica sí está permitida en Francia, Alemania y España.

Comida “kosher” y “halal”

La comida “kosher” y “halal” es aquella que se prepara según las normas y las costumbres religiosas de los judíos y los musulmanes

Los animales destinados a ser consumidos como alimento deben ser sacrificados de acuerdo con los principios religiosos. Por ejemplo, en el “halal”, el encargado del ritual es un musulmán que pronuncia el nombre de Alá y el procedimiento se realiza con el animal mirando hacia la Meca. En la religión judía, el encargado es un "shochet" (matarife judío entrenado).

Estos rituales no solo incluyen las prácticas de sacrificio, sino otras muchas leyes alimentarias. Por ejemplo, hay ciertos alimentos que están prohibidos según el Corán, como la carne de cerdo y sus derivados, el alcohol y cualquier alimento que contenga ingredientes prohibidos por la ley islámica.

Por su parte, la Torá judía permite el consumo de los animales terrestres que tienen pezuñas hendidas y rumian. Mientras que las vacas, ovejas, cabras y ciervos son considerados “kosher”, otros animales como el cerdo o la liebre no se pueden consumir según este ritual. 

Otra de las reglas más conocidas del “kosher” es la prohibición de mezclar carne y productos lácteos en una misma comida. También es importante que cada uno de los utensilios tenga destinado un solo tipo de alimento: si se usa un cuchillo para cortar carne, después no se puede cortar con él un trozo de pan.

Religión y animalismo

Los rituales “halal” y “kosher” son prácticas religiosas arraigadas en el Islam y el judaísmo que cuentan con una larga tradición. Se practican desde hace siglos como una expresión de la fe religiosa y son considerados una parte fundamental de la identidad religiosa y cultural de las comunidades musulmanas y judías en todo el mundo.

Estas religiones también están presentes en la Unión Europea, una entidad que promueve y protege los derechos humanos. La libertad religiosa es uno de los valores fundamentales sobre los que se basa esta institución, por lo que estos rituales religiosos son protegidos y respetados en los Estados miembros.

Sin embargo, en la UE también existe el reconocimiento de los derechos de los animales y la preocupación por su bienestar. Por esta razón, en algunos países europeos se han aprobado leyes para defender el sacrificio animal de manera humanitaria y sin sufrimiento innecesario.

Por un lado, se reconoce el derecho de los individuos y comunidades a practicar sus creencias religiosas, lo que puede incluir rituales que afecten a los animales Por otro lado, existe una creciente conciencia sobre la importancia de tratar humanamente a los animales y reducir su sufrimiento. Esto genera un debate que sigue presente en muchos lugares de la UE: ¿cómo equilibrar la libertad religiosa con la protección del bienestar animal?

Este artículo incluye materiales didácticos exclusivos para suscriptores. ¡Descubre la actividad que te proponemos hoy!

Restricted Content
To view this protected content, enter the password below:



¿Todavía no estás suscrito a Junior Report?

Suscríbete

Si tú o tu centro educativo estáis suscritos,
introduce el perfil de redes sociales o tu usuario

Últimas noticias

- Contenido patrocinado -