12 agosto 2022
spot_img
12 agosto 2022
spot_img

Cómo la tecnología educativa promueve el pensamiento crítico

Desarrollar esta habilidad es esencial no solo para el trabajo sino también para la vida cotidiana

La tecnología educativa o EdTech (como se conoce en inglés) es mucho más que incorporar recursos tecnológicos en el aula. Mediante esta tecnología se puede fomentar y desarrollar habilidades importantes para la formación de los jóvenes. Una de las más importantes es el pensamiento crítico.

El pensamiento crítico no es solo una de las soft skills más buscadas en el mundo laboral. Es una habilidad que necesitamos para nuestra vida cotidiana, ya que nos ayuda a tomar decisiones diarias, resolver problemas o debatir.

La racionalidad y el razonamiento basado en la evidencia son el núcleo de esta habilidad. Cuando se fomenta a una edad temprana, ayuda a los alumnos a pensar creativamente y conectar los puntos entre los conceptos. Además, el pensamiento crítico va más allá de un área temática específica: es una habilidad transversal y esencial para el progreso de los estudiantes.

Aunque algunos expertos argumentan que el pensamiento crítico no se puede enseñar, otros defienden que los profesionales de la educación pueden hacer mucho en el aula para fomentar esta forma de pensar. Y si pensamos en la educación del siglo XXI, la tecnología tiene un gran papel.

Pensar críticamente en el aula

Algunos de los educadores y padres de hoy en día temen que la tecnología convierta a los alumnos en consumidores pasivos de información. Sin embargo, desde Acer defienden que, si se usa con precisión, fomenta de manera constructiva las habilidades de pensamiento crítico.

Los expertos de Acer han reunido en una lista una serie de actividades para el aula que tienen su base en la tecnología y que pueden ayudar a desarrollar el pensamiento crítico de una manera divertida y creativa.

Codificación

La codificación implica la resolución de problemas y, al mismo tiempo, enseña que a veces hay más de una respuesta correcta. En segundo lugar, motiva a los niños a no dejar de intentarlo y no temer a los errores. Además, tiene un aspecto literario, al estar centrado en un idioma.

Proyectos STEM

Desarrollar actividades prácticas del ámbito STEM (Ciencias, tecnología, Ingeniería y Matemáticas) capacita a los estudiantes para que se arriesguen y exploren las relaciones de causa y efecto en cada problema.

Esports electrònics


Los juegos y deportes electrónicos pueden ayudar a trabajar habilidades como el trabajo en equipo o el pensamiento crítico.

Investigació


Animar a los estudiantes a participar activamente en su aprendizaje también promueve el pensamiento crítico. Para ello, se pueden asignar varios temas para que los jóvenes investiguen por internet y seleccionen una serie de recursos fiables para consultar. Para ello, tendrán que aplicar el sentido crítico.  

Más información sobre Acer for Education aquí.

Últimas noticias

- Contenido patrocinado -spot_img