15 julio 2024
spot_img
15 julio 2024

¿Cómo nos informamos?

El informe Digital News Report 2024, elaborado por el Instituto Reuters, revela nuevas claves sobre el consumo de noticias digitales en todo el mundo

Leer el periódico, escuchar la radio, ver la televisión, leer hilos en Twitter, ver un vídeo en Youtube o TikTok… Hoy en día existe una gran variedad de medios para informarse sobre lo que está pasando en el mundo, pero ¿cuál es el que prevalece? ¿Cómo se informan los ciudadanos tras el auge de las redes sociales?

El Instituto Reuters de la Universidad de Oxford realiza cada año un informe sobre el consumo de noticias digitales con el objetivo de dar respuesta a esta pregunta. Se trata del Digital News Report, que este 2024 se basa en una encuesta de YouGov con casi 95.000 entrevistas en 47 mercados que cubren la mitad de la población del mundo.

Según el estudio, en muchos países (sobre todo fuera de Europa y Estados Unidos) hay una disminución significativa en el uso de Facebook para consumir noticias, y una dependencia cada vez mayor de otras redes, como las apps de mensajería y vídeo. Un 31% de la muestra recurre a YouTube para informarse, mientras que un 21% lo hace a través de WhatsApp.

Reuters también señala que la mayoría de los encuestados menciona las redes sociales como principal fuente de noticias en línea. Apenas alrededor de una quinta parte (22%) menciona sitios web o aplicaciones de medios como principal fuente, lo que dificulta la monetización de los medios y la vinculación del público con el periodismo.

Además, el informe analiza datos por países, como la confianza hacia los medios de comunicación. En España, solo uno de cada tres españoles se fía de las noticias. Finlandia sigue siendo el país con los niveles más altos de confianza (69%), y los más bajos se registran en Grecia y Hungría (23%), donde preocupa la influencia política y empresarial sobre el sector periodístico.

El auge del vídeo

Dentro de las redes sociales, el formato que triunfa es el vídeo. Según el Digital News Report 2024, este se ha convertido en los últimos años en la fuente más relevante, especialmente en los grupos de personas jóvenes. Un 66% de ellos accede a vídeos informativos breves (dos minutos o menos) cada semana para recibir contenido de actualidad.

Los vídeos que más se consumen no pertenecen a los sitios webs de los principales medios de comunicación, sino que circulan a través de plataformas digitales como TikTok o Instagram Reels, donde la duración está limitada a solo unos minutos, o Youtube.

Los datos no sorprenden si tenemos en cuenta que esta generación ha crecido con acceso a internet y dispositivos móviles, lo que ha moldeado sus hábitos de consumo hacia formatos más visuales. La rapidez y concisión de los vídeos breves satisfacen su necesidad de recibir información de la forma más rápida y dinámica posible

Para los medios de comunicación tradicionales, este cambio representa un desafío y una oportunidad. Deben adaptarse a los nuevos formatos y plataformas para mantener su relevancia

El informe señala que los principales medios de comunicación y periodistas a menudo lideran conversaciones en X (antes Twitter) y Facebook, pero tienen dificultades para obtener tanta atención en Instagram y TikTok. En estas redes, fuentes alternativas y personalidades como influencers y celebridades suelen ser más prominentes y captan más la atención de la audiencia.

Desinformación y educación mediática

La preocupación sobre qué es real y qué es falso en internet cuando se trata de noticias ha aumentado 3 puntos porcentuales en el último año, y alrededor de seis de cada diez (59%) muestran inquietud sobre este tema, según los datos recopilados por el Digital News Report 2024.

Uno de los principales factores detrás de esta preocupación es la proliferación de noticias falsas. Las redes sociales, donde la información puede difundirse rápidamente sin una verificación adecuada, han sido terreno fértil para la desinformación

La desconfianza en los medios tradicionales también ha contribuido a esta preocupación. Los escándalos de manipulación de información y la creciente polarización política han erosionado la confianza en los medios. Como resultado, las personas recurren a fuentes de información alternativas, que a menudo carecen de los mismos estándares de verificación y rigurosidad periodística.

En este contexto, la educación mediática es fundamental para equipar a las personas con las habilidades necesarias para evaluar críticamente la información que consumen. Todos debemos ser capaces de identificar fuentes confiables, entender el sesgo que puede tener la información y verificar los hechos.

Este artículo incluye materiales didácticos exclusivos para suscriptores. ¡Descubre la actividad que te proponemos hoy!

Restricted Content
To view this protected content, enter the password below:



¿Todavía no estás suscrito a Junior Report?

Suscríbete

Si tú o tu centro educativo estáis suscritos,
introduce el perfil de redes sociales o tu usuario

Últimas noticias

- Contenido patrocinado -