15 abril 2024
spot_img
15 abril 2024

¿Cómo retrata la serie “Ginny y Georgia” las enfermedades mentales?

Maria Aran, Adriana García, y Lua García

Ginny & Georgia es una serie comedia dramática creada por Sarah Lampert para Netflix. Esta serie explica la historia de Ginny Miller, una chica de quince años, y a su madre, Georgia Miller, de treinta, junto a su otro hijo Austin Miller. Ellos tres mudan a un pequeño pueblo en el estado de Massachusetts, donde tratan de adaptarse al estilo de vida. Esta serie explora los problemas entre madre e hija, así como las relaciones de Ginny con sus nuevos amigos y algunos posibles intereses amorosos.

En la temporada dos, podemos observar que las enfermedades mentales se exploran incluso en más profundidad que en la primera. La lucha de los personajes sobre estas se representa de una manera realista y precisa, así que para la gente con experiencias similares esto puede ser reconfortante.

Las enfermedades mentales pueden ser un tema difícil de retratar y abordar, pero hay algunos personajes de esta serie que representan muy bien estos problemas, sobre todo los siguientes tres:

LAS AUTOLESIONES

Los trastornos mentales de Ginny son bastante complejos de explicar. Y es que su pasado no fue fácil, y el mudarse tantas veces de ciudad no la hizo capaz de poder socializar y hacer amigos como cualquier otro niño, sino que ella nos dice que sus amigos de Wellsbury son sus primeros amigos. Al crecer en un entorno sin amigos y solamente con su madre, su hermano y su padre en ocasiones, le ha causado ansiedad, lo que ha conllevado a las autolesiones. De hecho, ella en uno de los capítulos dice que la primera vez que se autolesionó fue en quinto de primaria. Aun así, sus padres están con ella para ayudarla con todo el tema de la salud mental, como se puede ver en la segunda temporada.

LA DEPRESIÓN

Marcus es uno de los personajes principales de la serie. Este es el vecino de la protagonista, con la cual tiene una relación. No se puede ver claramente cuál es el trastorno mental de Marcus hasta el capítulo narrado por él, en el que se abre un poco más, y explica desde su propia experiencia cómo es vivir con depresión. Hasta ese entonces, solo se puede entrever que ese personaje no está mentalmente bien. 

LA DISMORFIA CORPORAL Y BULIMIA

La dismorfia corporal de Abby es primeramente vista cuando un amigo suyo, Press, la llama »piernas de ballena». Ella intenta demostrar que este comentario no le afecta diciéndole que las ballenas no tienen piernas. Pero unos episodios más tarde vemos como ella se mira en el espejo y, podemos ver que sí que tiene mucha inseguridad en sus piernas, hasta el punto que se las encinta con cinta americana, apretándose las piernas para que parezcan más delgadas. Además de dismorfia corporal, también se puede ver en diferentes escenas de ambas temporadas, que Abby sufre de Bulimia.

Para concluir este artículo, hemos querido hacerle una entrevista a un profesional en el ámbito psicológico para preguntarle su opinión en el tema.

  • ¿En qué está especializada?

Soy psicopedagoga especializada en sordoceguera.

  • ¿Qué opinas sobre que algunas series o películas de televisión de hoy en día que aborden temas relacionados con la salud mental?

Me parece muy bien, el problema no es que los aborden, sino como los abordan. 

  • ¿Cree que es importante darle visualización a estos temas? ¿Cree que a través de la televisión es un buen método?

Sí que es importante que se viabilicen y se traten con normalidad como una enfermedad más, igual que si tienes un problema de corazón vas al cardiólogo, si tienes un problema de rodilla al traumatólogo, pues si tienes un problema a nivel emocional o psicológico, puedas ir al psicólogo y que se vea con normalidad.

¿Es la televisión el mejor medio? No sé si es el mejor, pero si es el que hace más difusión y llega a más gente. Cualquier cosa que sale por la televisión rápidamente llega a muchísima gente, pasa igual con las redes sociales.          

  • ¿Por qué cree que la cantidad de series o películas que abordan el tema de la salud mental es mucho mayor ahora? ¿Cree que se debe a un aumento de casos de enfermedades como las que se muestran en televisión?

A ver, si esta cuestión me la hubieseis preguntado antes de la pandemia, te hubiese contestado una cosa. A raíz de la pandemia, sí que es verdad que se ha disparado todo el tema de trastornos mentales en adolescentes, niños e incluso en adultos. 

Las series no dejan de querer enganchar a la gente y, por lo tanto, lo que se muestra es lo se vive en el día a día, pues, es normal que lo reflejen. Sí que es verdad, que a partir de la pandemia, gente que podía tener un factor de predisposición a futuras patologías mentales, la pandemia ha hecho de precipitación y las ha desarrollado, por eso hoy en día son es más habituales. 

Por ejemplo, me imagino cuando yo tenía vuestra edad, al psicólogo, si alguien iba no se sabía ni se decía. En cambio, ahora es una cosa realmente normal que un padre, delante de un conflicto con su hijo o delante de una situación que considere problemática, pueda pensar en mirar a un psicólogo. 

  • ¿Crees que estos trastornos están bien enfocados, es decir, que se explican bien o hacen una referencia bastante exacta a la realidad?

A ver, no lo puedo juzgar porque depende, por ejemplo, en un reportaje seguro que se hace con mucho más cuidado, con un trabajo de investigación o, como mínimo, con una búsqueda bibliográfica. En cambio, una serie no deja de ser una trama novelada y que, a lo mejor, lo hacen llevar de la manera que a ellos les va bien para la trama. 

Yo creo que sí, algunas series o programas de televisión sí que enfocan bien estos temas. Todo depende, también se ha de valorar la enfermedad mental sobre la que estamos hablando. Por ejemplo, tengo una manía especial a los programas que tratan con los trastornos alimenticios, pienso que lo que hacen es dar ideas a las chicas o los chicos que están empezando a sufrir un TCA, enseñan cosas muy específicas sobre lo que hacen y, si no las habían pensado, pueden servir de inspiración.

  • ¿Cuáles son algunos de los conceptos erróneos más comunes sobre las enfermedades mentales que han sido representados en la televisión?

Yo esto no te lo puedo decir, por qué depende. A mí, particularmente lo que no me gusta, es esto, cuando se centran en detalles morbosos o cuando se da una visión de “ya lo he curado, ya estoy bien, ya lo he superado” cuando en realidad no todo es tan fácil. No es decir “he hecho esto y ya está”, hay trastornos mentales que implican un trabajo de mucho tiempo.

  • ¿Qué cree que se podría hacer para garantizar representaciones precisas y respetuosas de la salud mental en la televisión?

Que detrás de estos programas de televisión hubiera un buen asesoramiento de especialistas del tema, o bien de psicólogos, psiquiatras o de entidades que trabajan con personas que padecen estas enfermedades.

  • ¿Cuáles son algunos de los mejores ejemplos de representación de la salud mental en la televisión?

Yo no soy muy adicta a series, ni tampoco puedo decir que haya visto muchas cosas, pero yo pienso que lo que ha ido muy bien es que personajes famosos que todos tenemos como personas exitosas, como por ejemplo la Laura Escanes, hayan dicho que han tenido problemas en un momento determinado y que han acudido al psicólogo.

Toda esta gente que vemos que está en lo alto y explica por todo lo que han pasado y lo que les ha costado, puede hacer que otras personas que se sientan igual no piensen que son raras o que están locas. Lo ideal es que si hay un trastorno mental, acudas al especialista que te pueda ayudar.

  • ¿Cómo cree que ha impactado la mayor representación de la salud mental en la televisión en referencia a la comprensión de las enfermedades mentales por parte de los espectadores?

Yo pienso que es como todo, cuanto más conoces, más fácil es entender lo que pasa. Por ejemplo, haciendo una comparación, cuando empezó el SIDA, como casi nadie lo conocía, decían que era una enfermedad horrible, totalmente estigmatizada, ahora que hemos avanzado se vive de otra manera.

Pues es lo mismo, cuando más se conoce, cuando ves a personas que para ti son normales o personas con las que tú te reflejas hablan con normalidad de sus trastornos psicológicos, se empiezan a normalizar. Por lo tanto, sí que ha ayudado, cuanto más conocimiento más fácil es entender la situación

  • ¿Qué cree que pueden aprender los espectadores sobre la salud mental al ver estos temas tratados en la televisión?

No creo que se aprenda mucho, en todo caso lo que puede ser es que te dan información, te hacen familiarizarte con cosas que no conocías, pero aprender, aprender, no. Para eso, se tendría que buscar una información mucho más seria, hoy en día tenemos muchas fuentes de información, no todas son fiables, pero se pueden encontrar artículos y profesionales de referencia de diferentes ámbitos, que pueden estar muy bien.

  • ¿Qué consejo le daría a alguien que está luchando con problemas de salud mental al ver este tipo de programas?

Le diría que lo que se ve en la televisión es una realidad y lo que de verdad se ha de buscar es una solución, ha su problema de su realidad. Lo que tú ves en la televisión puede estar muy bien, te puede orientar y abrirte los ojos, pero se ha de mirar en la realidad personal de cada persona y su contexto.

En conclusión, la salud mental es un aspecto crucial de nuestro bienestar general, y cuidarla debería ser una prioridad para todos nosotros. Opinamos que es fundamental priorizar la salud mental y buscar ayuda cuando sea necesario.

Últimas noticias

- Contenido patrocinado -