15 julio 2024
spot_img
15 julio 2024

Conducir con 17 años será posible en la Unión Europea

Los ministros de transportes de la UE pactan una reforma que permite conducir coches un año antes de lo que establece la normativa actual

Los países de la Unión Europea (UE) han acordado que se pueda empezar a conducir coches desde los 17 años, un año antes de lo que establece la normativa actual. La medida obligará al conductor novel a ir acompañado por un adulto mayor de 24 años, siempre que este tenga carnet de conducir con cinco años de antigüedad como mínimo.

La nueva restricción, que han pactado los ministros de transporte de la UE durante una reunión en Bruselas, aún tendrá que negociarse en el Parlamento Europeo. Una vez el Parlamento la apruebe, conoceremos la normativa definitiva. Sin embargo, ya se han dado a conocer algunos detalles. 

Los ministros han acordado que el conductor de 17 años solo podrá conducir en el propio país que ha emitido el permiso y no en el resto de Estados miembro (hasta que cumpla la mayoría de edad). Según indicó en marzo la Comisión Europea cuando presentó la propuesta, este sistema ya se ha aplicado con éxito en países como Austria y Alemania.

Más allá de la edad, la Unión Europea propone un período de prueba de al menos dos años tras obtener el carnet, es decir, los conductores deberán llevar la “L” en la luna trasera el doble de tiempo. Los noveles también se enfrentarán a una norma de tolerancia cero al alcohol: no podrían tomar ni una gota, ya que la tasa máxima permitida sería de 0,0. 

Asimismo, ha anunciado que crearán un permiso de conducir digital válido en todos los países de la UE. La idea es que se pueda acceder al carnet desde el teléfono móvil desde cualquier Estado miembro, haciendo que trámites como la renovación del permiso sean más rápidos y sencillos

Aprobar medidas en la UE

Aunque la noticia de la reducción de edad ya está en los medios de comunicación, es importante entender que el proceso para aprobar medidas en la Unión Europea tiene distintos pasos. La mayor parte de su legislación se adopta mediante lo que se conoce como procedimiento legislativo ordinario.

El primer paso lo da la Comisión Europea, que es el órgano ejecutivo de la UE y tiene el derecho de iniciar propuestas legislativas. Estas propuestas pueden abordar una amplia variedad de temas. En el caso de la normativa de conducción, la propuesta la hizo la Comisión en marzo de 2023. 

Una vez emitida, la propuesta se envía al Parlamento Europeo y al Consejo de la Unión Europea para su examen. El Parlamento Europeo representa a los ciudadanos europeos (sus miembros son elegidos por sufragio), mientras que el Consejo representa a los gobiernos de los Estados miembros (son los jefes de Estado o Gobierno de los 27 países integrantes).

Tanto el Parlamento como el Consejo realizan una primera lectura de la propuesta. Cada institución puede proponer enmiendas. Si ambas están de acuerdo en el texto, la medida se aprueba directamente en esta etapa. Si hay diferencias, se inicia un proceso de conciliación para llegar a un acuerdo final. 

Tras la aprobación final, la medida se firma por el presidente del Parlamento Europeo, el presidente del Consejo y el presidente de la Comisión Europea. Luego, se publica en el Diario Oficial de la Unión Europea.

Seguridad vial

En 2018, la Unión Europea se fijó un objetivo de reducción del 50% de las muertes y las lesiones graves en carretera de aquí a 2030. Esto se estableció en el Plan de acción estratégico de la Comisión sobre seguridad vial y en el Marco político de seguridad vial de la UE 2021-2030.

La seguridad vial se refiere a las medidas y prácticas diseñadas para prevenir accidentes de tráfico y minimizar sus consecuencias. Incluye elementos como el diseño y mantenimiento de carreteras, la regulación del tráfico, la seguridad de los vehículos, la educación vial o la conciencia pública sobre comportamientos seguros en carretera.

Esta es una prioridad de la UE debido a que cada año miles de personas de la región pierden la vida como consecuencia de un accidente de tráfico. En 2022, alrededor de 20.600 personas murieron en carretera, un aumento del 3% con respecto al año anterior, según datos de la Comisión Europea. 

En este contexto, requieren especial protección los usuarios vulnerables, es decir, aquellas personas que tienen un mayor riesgo de sufrir lesiones graves o fatales en accidentes de tráfico debido a su menor protección física. Hablamos principalmente de peatones, ciclistas, motoristas y patinetes eléctricos

Por esta razón, la UE también prevé que la nueva normativa de conducción incluya una adaptación de la formación y las pruebas de conducción para preparar a los nuevos conductores mejor ante la presencia de usuarios vulnerables en la carretera.

Trabaja la actualidad en el aula

Este artículo incluye materiales didácticos exclusivos para suscriptores. ¡Descubre la actividad que te proponemos hoy!

Restricted Content
To view this protected content, enter the password below:



¿Todavía no estás suscrito a Junior Report?

Suscríbete

Si tú o tu centro educativo estáis suscritos,
introduce el perfil de redes sociales o tu usuario

Últimas noticias

- Contenido patrocinado -