19 abril 2024
spot_img
19 abril 2024

Dos años de guerra en Ucrania

La invasión de Rusia, que comenzó el 24 de febrero de 2022, ha obligado a más de 10 millones de ucranianos a abandonar sus hogares

El 24 de febrero de 2022, el ejército de Rusia inició varios ataques contra ciudades ucranianas. El presidente ruso, Vladímir Putin, lo describió como una “operación militar especial” para hacerse con el Donbass, una región en el este de Ucrania. Sin embargo, aquella invasión acabó convirtiéndose en el inicio de una guerra que, dos años más tarde, siguen sufriendo millones de personas. 

Actualmente, la guerra se encuentra en un periodo de estancamiento. Según los analistas políticos, la guerra no ha terminado, pero en los últimos meses ninguna de las dos partes ha sido capaz de alcanzar sus objetivos estratégicos. Recientemente el ejército ruso se hizo con el control de la ciudad ucraniana de Avdiivka, siendo la primera victoria de Rusia desde mayo de 2023

Pese a la baja intensidad actual, el conflicto en Ucrania ha sido uno de los más devastadores de los últimos tiempos: millones de personas desplazadas, miles de víctimas civiles y ciudades enteras destruidas son solo algunas de las consecuencias.

¿Por qué empezó la guerra?

Ucrania es un país del este de Europa que formó parte de la Unión Soviética (URSS), una federación de países liderada por Rusia que existió entre 1922 y 1991. Tras la disolución de la URSS, Ucrania se convirtió en un Estado independiente y empezó un acercamiento a la OTAN, la Unión Europea (UE), y otros países occidentales como Estados Unidos.

Esto no fue bien visto por Rusia. El Gobierno de Vladímir Putin considera que Ucrania debería formar parte de Rusia y no acepta que el país pueda decidir su propio destino. Esto provocó una escalada de tensión entre ambos bandos, que se fue extendiendo con los años. 

El primer golpe llegó en 2014, cuando Rusia ocupó la península ucraniana de Crimea. La tensión culminó con la invasión a Ucrania en febrero de 2022. El objetivo de Putin es volver a hacerse con el control de su país vecino, al que considera parte de su identidad y de su espacio de influencia.

¿Cuál es la situación humanitaria?

En dos años, Rusia ha conseguido que el 18% del territorio ucraniano esté actualmente ocupado por sus tropas. La ocupación ha venido acompañada de una destrucción masiva, con continuos bombardeos y ataques con misiles por toda Ucrania.

Más de 10 millones de ucranianos se han visto obligados a abandonar sus hogares desde el comienzo de la guerra. De ellos, 6,4 millones son refugiados que han buscado protección en todo el mundo, mientras que alrededor de 3,7 millones siguen desplazados forzosamente dentro del país.

Pérdida de seres queridos, desplazamientos, incertidumbre, ataques aéreos, dificultades económicas, falta de acceso a servicios básicos… Más de la mitad de la población ucraniana ha sufrido un evento potencialmente traumático y necesitará apoyo psicológico, según recoge la organización internacional Médicos del Mundo.

Entre los perjudicados se encuentra toda una generación de niños y niñas, que vive desde hace dos años en un contexto de violencia, miedo y tragedia. Más de 3.800 escuelas han sido destruidas o dañadas en Ucrania, según datos del Gobierno de Kiev. Unicef denuncia que los menores han sido privados de una educación esencial y despojados de los beneficios de un entorno seguro y protegido.

¿Qué sanciones y ayudas ha recibido cada parte?

Uno de los efectos inmediatos de la guerra de Ucrania que perduran después de dos años son las sanciones contra Rusia. Países de la Unión Europea y otros como Estados Unidos impusieron sanciones contra personajes públicos y empresas rusas para perjudicar la economía del país e intentar obligar a Putin a frenar los ataques

Por ejemplo, se aprobó un veto parcial al petróleo y el gas ruso y se penalizó al transporte marítimo de Moscú. Sin embargo, la influencia de Rusia es tan grande a nivel mundial que estas sanciones no han sido suficientes para parar el conflicto.

Al mismo tiempo que Rusia recibía sanciones, Ucrania ha recibido ayuda financiera, humanitaria y militar tanto de Estados Unidos, como de la UE y otros países aliados. A principios de febrero de 2024, la UE aprobó un nuevo paquete de 50.000 millones de euros para el país liderado por Volodímir Zelenski. Estas ayudas son una forma de hacer patente el apoyo a Ucrania en el conflicto.

¿Cuándo acabará la guerra?

Ahora mismo no hay una respuesta clara a esta pregunta. Según los analistas, la finalización inmediata del conflicto no parece probable. El Kremlin no está dispuesto a ceder en sus intereses estratégicos en la región y continúa la ofensiva militar. Mientras la Unión Europea ha comenzado las negociaciones para la integración de Ucrania como nuevo miembro de la organización comunitaria.

Todo esto son factores que ponen difícil consecución de un alto el fuego que consiga poner fin a los más de 700 días de guerra.

Este artículo incluye materiales didácticos exclusivos para suscriptores. ¡Descubre la actividad que te proponemos hoy!

Restricted Content
To view this protected content, enter the password below:



¿Todavía no estás suscrito a Junior Report?

Suscríbete

Si tú o tu centro educativo estáis suscritos,
introduce el perfil de redes sociales o tu usuario

Últimas noticias

- Contenido patrocinado -