27 mayo 2024
spot_img
27 mayo 2024

El caso de The London Crier: páginas web llenas de contenido generado con IA para camuflar la desinformación

La embajada rusa en Sud-áfrica  afirmó en X (antes Twitter) que el presidente Zelensky compró Highgrove House y citaba como fuente un artículo de la “prensa británica”. Sin embargo, ni esta información es cierta —como aclaró el periodista de BBC Verify, Shayan Sardarizadeh también en X— ni la fuente es un medio de comunicación británico. 

Estos días han circulado por la red social X publicaciones (1,2) que afirmaban que el presidente de Ucrania, Volodímir Zelenski, ha comprado Highgrove House, la residencia familiar del rey Carlos III. No obstante, no hay ninguna evidencia de esta transacción.

El post que compartía la embajada rusa en Sud-áfrica adjuntaba un artículo de The London Crier que, a su vez, citaba como fuente un vídeo de Youtube.  El canal que lo publicaba —creado el 5 de febrero del 2024— cuenta con pocos suscriptores (304 en el momento de escribir este artículo) y tres videos publicados, todos tres relacionados con la familia real británica y narrados por una voz generada con inteligencia artificial. 

Una página web de propaganda con contenidos creados con IA

Resulta que The London Crier es una página web de contenidos sobre el Reino Unido generados con IA y, entre estos, contenidos anti-Ucrania producidos manualmente. Después de pasar los artículos etiquetados como “UK NEWS” por GPTZero —una herramienta que se encarga de detectar si el texto que le damos está generado con IA—, el resultado es una probabilidad del 100% de haber sido generado con inteligencia artificial.

En cambio, la misma prueba con los artículos etiquetados como “UKRAINE WAR” da porcentajes mucho más bajos, entre el 1% y el 3%. The London Crier pretende presentarse como un medio de comunicación británico sobre actualidad nacional e internacional. Los contenidos generados con IA llenan la página de contenido para proyectar una ilusión de seriedad y profesionalidad. Entre el escaparate de contenidos de apariencia periodística, se publica la desinformación escrita por personas. 

Esta apariencia, sin embargo, es superficial. Una búsqueda rápida dentro de la misma web muestra que en el apartado de Términos y condiciones solo aparece el texto modelo en latín que los diseñadores web usan para llenar el espacio. 

El New York Times reportó una estrategia similar, pero con páginas que pretendían presentarse como medios norteamericanos. Igual que en estas webs, The London Crier usa un nombre que recuerda a publicaciones reales. Otra estrategia es usar plantillas para la creación de las páginas web, por eso todas tienen un diseño parecido. 

Determinar la validez de las fuentes 

Antes de creer y compartir cualquier información, hace falta preguntarse quién hay detrás. Una fuente es válida en función de su experiencia en el tema expuesto. Pero también hay que tener en cuenta el contexto de afirmación y los motivos que puede tener la fuente para compartir la información. Estas preguntas son necesarias, especialmente si el contenido quiere provocar una emoción fuerte como la rabia o la indignación. En el caso de The London Crier, una búsqueda vertical (información sobre la página que aparece en la misma web) apunta los primeros detalles contra la fiabilidad de a fuente. Después, una búsqueda lateral (mirar lo que dicen otras fuentes) nos puede ayudar a acabar de decidir si la información es o no fiable. Además, los medios de comunicación tradicionales suelen tener un protocolo de rectificaciones como parte de su compromiso con la transparencia. 

El Fake de la Semana es un proyecto conjunto de Junior Report y Verificat 

Si tu centro educativo está interesado en trabajar la desinformación en el aula, rellena este formulario y nos pondremos en contacto contigo.

Últimas noticias

- Contenido patrocinado -