28 septiembre 2023
spot_img
28 septiembre 2023

El racismo en el fútbol

Vinícius Junior, jugador brasileño del Real Madrid, recibió insultos racistas por parte de un aficionado del Valencia en un partido disputado este fin de semana

El racismo continúa siendo un problema en el mundo del deporte; especialmente en el fútbol, donde cada vez es más frecuente que aficionados ataquen a ciertos jugadores por el color de su piel. El tema vuelve a ser noticia después de que Vinícius Junior, jugador brasileño del Real Madrid, denunciara haber recibido insultos racistas en su último partido.

El evento tuvo lugar en un partido de Liga entre el Real Madrid y el Valencia celebrado en el estadio de Mestalla el 21 de mayo. En un momento del encuentro, Vinícius localizó a un aficionado del Valencia que, desde la grada, le estaba insultando. El delantero del Madrid comenzó a señalarlo, buscando la asistencia del árbitro mientras aseguraba que le habían insultado diciéndole “mono”. 

Pero los insultos racistas hacia el jugador madridista comenzaron incluso antes de que empezara el partido. Varios aficionados del Valencia le gritaron “mono” cuando el autobús del Real Madrid llegaba a Mestalla para jugar.

Tras el partido, Vinícius compartió un comunicado en sus redes sociales denunciado que el racismo es frecuente en los partidos de la Liga. Además, el futbolista ha pedido a la Real Federación Española de Fútbol (RFEF), organismo rector del fútbol en España, que tome más medidas para frenar este tipo de actitudes en los estadios. 

Lo ocurrido en Valencia no es novedad, pues el jugador brasileño ha recibido insultos racistas en diferentes estadios españoles a lo largo de los últimos años. Además, no es el único futbolista negro de la Liga española que ha sido insultado por el color de su piel: Iñaki Williams, del Athletic de Bilbao, también ha denunciado en varias ocasiones esta situación.

El problema de estos sucesos de carácter racista es que son la punta del iceberg de un problema que es estructural, es decir, no es algo aislado y ocasional que solo sucede en los campos de fútbol. Este deporte es seguido por millones de personas y las actitudes que tienen lugar en los partidos pueden trasladarse a la sociedad en general. 

Sanciones contra el racismo

En España, las sanciones contra las actitudes racistas que tienen lugar en los partidos de fútbol no corresponden a la Liga. La legislación vigente no permite a esta asociación deportiva imponer sanciones disciplinarias ni administrativas; por ejemplo, no tiene la capacidad de detener un partido después de que un aficionado insulte a un jugador.

La Liga tiene la posibilidad de denunciar las discriminaciones raciales que ocurren en el campo ante otros organismos, que sí tienen capacidad y responsabilidad de aplicar sanciones; como el Comité de Competición de la RFEF y Comisión Estatal contra la Violencia, el Racismo, la Xenofobia y la Intolerancia en el Deporte

También es fundamental la labor de los Juzgados, pues algunas actitudes pueden tener consecuencias penales. Por ejemplo, el caso de los insultos racistas que recibió Iñaki Williams por parte de un aficionado en un partido de 2020 ha llegado a juicio. Aunque no se ha dictado sentencia todavía, la Fiscalía aseguró que los insultos podrían constituir un delito de odio, castigado con pena de cárcel de seis meses a dos años, y una multa económica.

Pese a que en la actualidad existen diferentes organismos con capacidad legislativa para imponer sanciones contra la discriminación racial, diferentes asociaciones denuncian que las medidas más importantes de prevención, sanción y represión de conductas racistas no se están cumpliendo correctamente dentro de los campos de fútbol. 

De esta manera, se pide que se tomen medidas más firmes, como expulsar de los estadios a quienes participen de incidentes racistas y violentos, ejercer acciones legales ante conductas punibles por el Código Penal e incluso cancelar el partido y cerrar el estadio.

El respeto en el campo

Deportes como el fútbol tienen el potencial de fomentar la cohesión social y transmitir valores fundamentales, como el juego limpio, el respeto mutuo y la tolerancia entre los jugadores. Sin embargo, en ocasiones esta actividad también puede ser un terreno propicio para el racismo y la discriminación racial.

Por eso es fundamental promover la diversidad y la inclusión, y educar a jugadores, entrenadores, árbitros y aficionados sobre la importancia del respeto mutuo y la igualdad tanto dentro como fuera del campo. Esto no solo ayudará a erradicar el racismo y la discriminación en el deporte, sino también a construir una sociedad más justa.

Esta idea debe ser primordial en el fútbol profesional y las ligas profesionales de todo el mundo. Entre otras razones, porque este deporte reúne a millones de aficionados y espectadores en todo el mundo y se ha convertido en un ejemplo a seguir para muchas personas. 

Pero además esta idea también tiene que llegar a los niveles más bajos de este deporte. En los partidos de fútbol infantil y juvenil es fundamental que tanto niños, niñas y jóvenes futbolistas, como padres, madres, entrenadores y árbitros sean conscientes de que ni la violencia, ni la intolerancia, ni el racismo o la xenofobia deben tener cabida en el campo.

Trabaja la actualidad en el aula  

Este artículo incluye materiales didácticos exclusivos para suscriptores. ¡Descubre la actividad que te proponemos hoy!

Acceso para estudiantes / Accés per estudiants
Introduce la contraseña para acceder a los materiales:
Introdueix la contrasenya per accedir als materials:



¿Todavía no estás suscrito a Junior Report?

Suscríbete

Si tú o tu centro educativo estáis suscritos,
introduce el perfil de redes sociales o tu usuario

Últimas noticias

- Contenido patrocinado -spot_img