15 julio 2024
spot_img
15 julio 2024

El sector audiovisual impulsa el primer protocolo contra la violencia machista y LGTBI-fóbica en el cine

El documento ha sido impulsado por la Generalitat de Catalunya y la Academia de Cine Catalán

El sector del cine y el audiovisual ya cuenta con su propio protocolo para prevenir y abordar las violencias machistas y LGTBI-fóbicas. La Conselleria de Igualdad y Feminismos de la Generalitat de Cataluña y la Academia del Cine Catalán han lanzado este documento pionero que busca garantizar la reparación integral de las víctimas y establecer medidas preventivas a lo largo de todo el proceso cinematográfico, desde el casting hasta la carrera de premios.

La presidenta de la Acadèmia del Cinema Català y directora del grado en Comunicación Audiovisual de Blanquerna, Judith Colell, destaca la necesidad de la prevención desde el inicio de los proyectos. “Para lograr un audiovisual seguro, la prevención debía ser un objetivo desde el principio del proyecto,” afirmó Colell. Por su parte, la consellera de Igualdad y Feminismos, Tània Verge, considera que el protocolo ayudará a poner fin a la normalización de estas violencias. “Se acabó normalizar estos abusos de poder que las sustentan,” declara Verge. Seún la consellera, este protocolo nace de un sector movilizado y de un gobierno comprometido en desterrar el patriarcado en todas las áreas, trabajando en conjunto con los distintos agentes implicados y coordinados por el Departamento de Cultura.

El desarrollo del protocolo ha contado con la participación de más de 300 profesionales del sector y una veintena de entidades, incluidas las televisiones públicas TV3 y Betevé, que colaboraron en la fase preliminar y revisaron el documento final.

Carla Vall, abogada especializada en violencias machistas, ha explicado que el protocolo no se centra solo en las conductas más graves, sino también en las simbólicas que comienzan a gestarse. “El eje de la prevención estructural es generar un cambio de conciencia,” indicó Vall, añadiendo que esto no depende exclusivamente de la víctima ni necesariamente implica una denuncia penal.

El protocolo se alinea con el Protocol Marco para una Intervención con Diligencia Debida en Situaciones de Violencia Machista, aprobado en 2022, que establece bases comunes para la intervención pública y la diligencia debida en la protección de los derechos de las mujeres.

Servicio de atención a las víctimas

Desde 2022, la Academia del Cine Catalán, con el apoyo de la Generalitat de Cataluña y diversas entidades locales, ha proporcionado un servicio confidencial, gratuito y especializado de atención a víctimas de abuso en el sector audiovisual y de las artes escénicas. Este servicio, fundamental en el nuevo protocolo, ofrece asesoramiento jurídico y psicológico a víctimas o testigos de situaciones de acoso, y facilita la activación de procedimientos necesarios.

El sector cinematográfico, caracterizado por la temporalidad de sus proyectos y la movilidad de los profesionales, presenta factores de riesgo específicos para ocultar y silenciar situaciones de violencia. Las jornadas largas de rodaje y desplazamientos con pernoctación fuera del lugar de residencia habitual agravan estas circunstancias.

En este contexto, los departamentos de producción y dirección tienen la máxima responsabilidad interdepartamental durante un rodaje. La empresa productora es la encargada de implementar medidas preventivas específicas y activar la comisión de abordaje en caso de recibir una comunicación de acoso.

La prevención proactiva es un pilar básico del protocolo, que incluye la formación de personas de referencia dentro de los rodajes, capacitadas para detectar y acoger casos de violencia y derivarlos al servicio de atención. La Academia ofrecerá formaciones periódicas y gratuitas dirigidas a los líderes de equipo del sector audiovisual.

Comisiones de abordaje especializadas

Los procedimientos de actuación se inician con la presentación de una comunicación o solicitud de activación por parte de la persona afectada, un testigo o cualquier otra persona informada de la situación. La creación de una Comisión de Investigación ad hoc debe realizarse en un máximo de tres días, formada por tres especialistas en violencias machistas y LGTBI-fóbicas con perspectiva interseccional, preferentemente externas a la empresa.

Las medidas cautelares, reparadoras o disciplinarias pueden incluir sanciones como la suspensión de empleo y sueldo, el despido disciplinario o la exclusión de candidaturas a premios.

El protocolo abarca todas las fases del proceso cinematográfico. En la fase previa al rodaje, se requiere la máxima concreción de las escenas íntimas en el guion y proteger especialmente el casting, evitando desnudos completos y asegurando la confidencialidad de las imágenes. Durante el rodaje, las escenas íntimas deberán contar con un departamento de coordinación de intimidad y aplicar el protocolo de set reducido.

Para las fiestas de fin de rodaje y eventos relacionados, el protocolo establece la presencia de puntos de acogida y formación en la detección de violencias.

La figura de coordinación de intimidad

El protocolo introduce y regula la figura de coordinación de intimidad, un nuevo perfil profesional esencial en las escenas relacionadas con la sexualidad y la intimidad. Este perfil será acreditado y formado por la Academia del Cine Catalán, con el objetivo de establecer estándares basados en experiencias de otros países como Estados Unidos, Reino Unido y Australia.

Con este protocolo, la Conselleria de Igualdad y Feminismos y la Academia del Cine Catalán esperan marcar un antes y un después en la lucha contra las violencias machistas y LGTBI-fóbicas en el sector audiovisual, garantizando un entorno laboral seguro y justo para todas las personas involucradas.

Últimas noticias

- Contenido patrocinado -