4 diciembre 2022
spot_img
4 diciembre 2022
spot_img

Elon Musk llega a Twitter

El magnate estadounidense ha introducido varios cambios en la red social, incluyendo un plan de pago para disfrutar de funciones exclusivas

Elon Musk, el magnate estadounidense fundador de Tesla y propietario de la empresa aeroespacial Space X, compró la red social Twitter el pasado 27 de octubre y está introduciendo modificaciones de todo tipo.

Según ha anunciado el propio Musk a través de su perfil de Twitter, estos cambios buscan reducir el impacto de las cuentas falsas y de los bots (cuentas que no están gestionadas por personas reales), además de frenar las pérdidas económicas de la empresa.

Una de las primeras modificaciones ha sido introducir un sistema de suscripción llamado Twitter Blue que permitirá acceder a funciones exclusivas. Entre otras, el famoso tick azul que garantiza la verificación de una cuenta. Hasta ahora esta función era gratuita, pero solo podían acceder cuentas de personalidades relevantes (famosos, políticos, medios de comunicación globales…).

Hacer que el sistema de verificación sea de pago hará que sea accesible para todo el mundo, según Musk, además de aumentar las fuentes de ingresos de la compañía. El coste será de unos 8 dólares al mes y empezará a aplicarse esta semana. Aun así, la medida no ha sido del agrado de todos.

La suscripción a Twitter Blue también incluye una menor presencia de anuncios y la posibilidad de colgar textos y videos más largos, además de tener más relevancia en el algoritmo. Por lo tanto, quien pague aparecerá más en nuestro feed.

Los cambios en la empresa no solo afectan al funcionamiento de la aplicación. Musk anunció el despido de casi la mitad de los trabajadores y trabajadoras de Twitter (cerca de 7.500 personas), argumentando que hay que rebajar gastos. Días después, el propietario ha dado marcha atrás porque la empresa necesita algunos de los empleados despedidos para aplicar los cambios.

Los cambios de Musk han provocado numerosas críticas entre los usuarios. Por un lado, grandes marcas como Vokswagen, L’Oréal o Carlsberg han retirado la publicidad de la plataforma como protesta. Por el otro, la defensa absoluta de la libertad de expresión por parte de Elon Musk hace pensar que rebajará las normas de participación que prohíben las cuentas extremistas o que difunden fake news, como es el caso del perfil del expresidente Donald Trump, que fue suspendido en enero de 2021.

Alternativas a Twitter

El terremoto en Twitter ha provocado que muchos usuarios se planteen usar otras redes sociales. La principal alternativa es Mastodon, una plataforma creada en 2016 por el programador alemán Eugen Rochko. Actualmente tiene un millón de usuarios (muy lejos de los 300 millones de Twitter), pero en la última semana ha incorporado 200.000 perfiles nuevos.

Mastodon tiene un funcionamiento muy parecido al de Twitter. Los usuarios y usuarias publican “toots”: mensajes similares a los tuits pero que tienen hasta 500 caracteres (el doble que en Twitter). También pueden hacer un “me gusta”, contestar o repostear. Cada cuenta tiene un feed donde ve la actividad de su círculo de seguidores, además de poder crear comunidades con sus contactos.

La diferencia principal entre Twitter y Mastodon es la gestión del sistema. Mastodon funciona como un “fediverso” o “universo federado”: está alojado en diferentes servidores informáticos que trabajan de manera conjunta para hacer funcionar la plataforma social. De hecho, es una aplicación de código abierto, y esto permite que cualquier persona proponga modificaciones y que no haya una empresa o un propietario detrás.

Otras alternativas a Twitter son CounterSocial, una plataforma que en apariencia es muy parecida a Twitter, pero que aplica una política mucho más restrictiva contra las cuentas falsas, la desinformación o el discurso de odio; y también Plurk, que funciona como una línea de tiempo horizontal donde aparecen los mensajes y que promueve el “buen karma” entre los usuarios.

Otras personas se han decantado por aplicaciones más conocidas como Reddit, que funciona como un sistema de foros donde la gente se agrupa por intereses y es muy popular en Estados Unidos; o Telegram, un servicio de mensajería instantánea que también permite crear canales para difundir contenidos.

Las polémicas de Elon Musk

Además de ser la persona más rica del mundo, Elon Musk es un personaje que no pasa desapercibido, ya sea por sus proyectos científicos (ha invertido millones de dólares en turismo espacial o inteligencia artificial) o por sus opiniones políticas.

La polémica más reciente está relacionada con las elecciones de medio mandato en Estados Unidos. A través de un hilo de Twitter, Musk pidió el voto por el Partido Republicano argumentando que, de este modo, se equilibrará el poder con el Partido Demócrata de Joe Biden, que actualmente preside el país.

Biden y Musk han tenido otros enfrentamientos mediáticos en el pasado. El presidente estadounidense apoyó a los sindicatos de trabajadores y criticó las empresas que iban en contra de los derechos de los trabajadores, como es el caso de Amazon o Tesla (propiedad de Musk).

Musk a menudo se ha presentado a sí mismo como un filántropo que intenta promover el desarrollo y acabar con la pobreza en los países con menos recursos. Un ejemplo es la red de satélites Starlink, que se creó para ofrecer internet en todo el mundo, sobre todo en regiones como África o el Sureste asiático, donde el acceso a internet es muy limitado. El problema es que estos satélites (se prevé crear unos 12.000) interfieren con otras misiones espaciales y generarán una cantidad inmensa de residuos espaciales.

La operación de Musk para comprar Twitter ha despertado el interés por otros productos que él mismo había promocionado. Es el caso de las criptomonedas Dogecoin, que nacieron como una caricatura del popular bitcoin. Elon Musk las popularizó y, después de comprar Twitter, el dogecoin ha doblado su valor. Aun así, economistas e instituciones financieras alertan sobre la volatilidad de estas divisas.

Trabaja la actualidad en el aula

Este artículo incluye materiales didácticos exclusivos para suscriptores. ¡Descubre la actividad que te proponemos hoy!

Acceso para estudiantes / Accés per estudiants
Introduce la contraseña para acceder a los materiales:
Introdueix la contrasenya per accedir als materials:



¿Todavía no estás suscrito a Junior Report?

Suscríbete

Si tú o tu centro educativo estáis suscritos,
introduce el perfil de redes sociales o tu usuario

Últimas noticias

- Contenido patrocinado -spot_img