20 julio 2024
spot_img
20 julio 2024

Europa ante la crisis migratoria de Italia

La Comisión Europea anuncia diez medidas para controlar la inmigración en el país, al que han llegado más de 120.000 migrantes en lo que va de año 

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, ha anunciado un nuevo plan de acción europeo para hacer frente a la crisis migratoria de Italia. La noticia la ha dado desde la isla italiana de Lampedusa, que la semana pasada registró el récord diario de desembarco de migrantes: 5.112 personas.

Entre enero y mediados de septiembre de 2023, desembarcaron en Italia más de 120.000 migrantes (el triple de los que llegaron en el mismo periodo dos años antes). En Lampedusa, el alcalde ha decretado el estado de emergencia tras el récord de migrantes; una medida extraordinaria que ya se aplicó a principios de año en todo el país con el objetivo de frenar la llegada de más personas

Von der Leyen ha explicado que la presión migratoria es un desafío europeo y que, por tanto, la respuesta también debe serlo. Para hacer frente a esta situación ha anunciado diez medidas que incluyen, entre otros, apoyar el traslado de personas fuera de Lampedusa (ya sea otros lugares de Italia u otros Estados de la UE).

Además, se quiere reforzar la vigilancia marítima y aérea de las fronteras, establecer equipos de trabajo para luchar contra el contrabando y los grupos criminales que controlan las rutas de inmigración irregular, así como coordinar con los países de origen protocolos para repatriar en condiciones seguras a los migrantes.

No obstante, las organizaciones humanitarias y de derechos humanos así como los medios de comunicación especializados han denunciado que este plan no presenta grandes novedades respecto a las disposiciones europeas que ya existen para combatir este fenómeno.

Durante su comparecencia, la presidente de la Comisión ha estado acompañada de Giorgia Meloni, primera ministra de Italia. Desde que ganó las elecciones en septiembre de 2022, la líder de ultraderecha ha impuesto una línea dura contra la inmigración: en noviembre de 2022, prohibió la entrada de barcos de rescate operados por ONG en puertos italianos.

Ola migratoria en Lampedusa

El número de embarcaciones llenas de migrantes que ha llegado a Lampedusa no ha parado de crecer. Entre el martes 12 y el miércoles 13 de septiembre (apenas 24 horas), 5.112 personas llegaron a la costa de esta isla italiana; una cifra que supera todos los récords alcanzados hasta el momento de este territorio. 

Lampedusa se encuentra en una posición estratégica en el Mediterráneo central, lo que la convierte en un punto de entrada a Europa para muchas personas que intentan llegar desde África y Oriente Medio. En concreto, la isla está muy próxima a las costas africanas: a unos 145 kilómetros de las costas de Túnez.

El principal problema es que esta es una isla pequeña, con apenas 6.000 habitantes y recursos limitados para hacer frente a grandes flujos de migrantes. En los últimos días, la infraestructura y los servicios disponibles se están viendo abrumados: la isla tiene un centro de acogida con una capacidad para 400 personas, que quedó colapsado después de la llegada de más de 7.000 migrantes.

La travesía desde África hacia Lampedusa puede ser peligrosa, especialmente en condiciones climáticas adversas. Esto ha llevado a situaciones de emergencia, con embarcaciones sobrecargadas y naufragios que han provocado la muerte de cientos de personas. Por esta razón, el número de embarcaciones que llega a la costa suele crecer durante los meses de verano, que hace mejor tiempo.

Pero Lampedusa no es el único territorio italiano afectado: el país enfrenta una de las olas migratorias más importantes de los últimos años. Según el ministerio de interior de Italia, casi 124.000 migrantes han llegado a sus costas desde principios de año.

Política migratoria común

La crisis migratoria de Italia está siendo agudizada, entre otras razones, por la falta de una política migratoria común y efectiva en la Unión Europea. Los países de la UE no han llegado a un acuerdo firme sobre la migración y el tema ha estado en constante debate.

Por un lado, los Estados miembros tienen diferentes perspectivas y enfoques en relación con la inmigración y el asilo. Algunos países están dispuestos a recibir a más migrantes, mientras que otros adoptan políticas más restrictivas; es el caso de Italia con el actual gobierno de Meloni. Esto ha llevado a continuas tensiones y desacuerdos dentro de la UE.

La falta de un sistema de reparto equitativo de la responsabilidad para recibir y acoger a estas personas también ha sido un problema. En los últimos años, los países en primera línea, como Italia, Grecia y España, han soportado una carga desproporcionada en términos de llegadas de migrantes comparado con otros territorios.

Al mismo tiempo, la sociedad europea se ha enfrentado a otro grave problema: el aumento de la xenofobia y el populismo. En varios países europeos, los partidos políticos han adoptado políticas y discursos antiinmigración con el objetivo de aumentar los temores y preocupaciones de la población en relación a la llegada de migrantes. 

Toda esta situación ha dificultado aún más la adopción de medidas a nivel europeo y contribuido a no tener una respuesta unificada y efectiva a la crisis migratoria.

Trabaja la actualidad en el aula

Este artículo incluye materiales didácticos exclusivos para suscriptores. ¡Descubre la actividad que te proponemos hoy!

Restricted Content
To view this protected content, enter the password below:



¿Todavía no estás suscrito a Junior Report?

Suscríbete

Si tú o tu centro educativo estáis suscritos,
introduce el perfil de redes sociales o tu usuario

Últimas noticias

- Contenido patrocinado -