16 junio 2024
spot_img
16 junio 2024

Junior Report visita el Saló de l’Ensenyament

La 32ª edición cierra las puertas con un 17% más de participación que el 2022

El equipo de Junior Report se ha desplazado hasta el centro de Barcelona para conocer de primera mano el ambiente del Saló de l’Ensenyament. Distribuido a lo largo de tres pabellones dentro del recinto Montjuic de Fira de Barcelona, la 32ª edición del Saló ha acogido más de 200 propuestas educativas de todas las tipologías. 

El abanico de posibilidades que se presenta una vez finalizada la Enseñanza Secundaria Obligatoria (ESO) o el Bachillerato es muy amplio y no siempre es fácil escoger un camino. Por este motivo, del 15 al 19 de marzo, alumnos de todo el territorio han podido asistir al evento educativo y de orientación profesional más importante de Cataluña. Este año, el Saló de l’Ensenyament ha recibido cerca de 100.000 visitantes, un 17% más de participación respecto al 2022, según datos de la organización. 

Todas las propuestas al alcance 

Gestionado por Fira de Barcelona, con la colaboración del Departament d’Educació y el Departament de Recerca i Universitats de la Generalitat de Catalunya, el Saló de l’Ensenyament ha presentado un total de 220 expositores de universidades, escuelas que ofrecen estudios postobligatorios no universitarios, estudios de idiomas, artes o deportes y centros de formación para adultos, formación ocupacional o complementaria. Cada stand ha contado con coordinadores o alumnos veteranos que han informado sobre el valor diferencial de sus entidades, y el equipo de Junior Report se ha parado a hablar con algunas de las instituciones que colaboran con el proyecto para saber más. 

Nina Barker, estudiante de 4º curso del grado de Ciencias de la Actividad Física y el Deporte (CAFE) en el Institut Nacional d’Educació Física de Catalunya (INEFC), ha destacado: “Los alumnos disfrutamos de unas instalaciones excelentes, con un profesorado cualificado y variado que nos ha permitido especializarnos en el ámbito que hemos querido, ya sea rendimiento, gestión o salud”. 

En el área de los estudios universitarios, los grados relacionados con las ciencias de la salud, las ciencias sociales y jurídicas, la arquitectura o la informática han sido algunos de los estudios más demandados. 

Para muchos visitantes, es importante no solo conocer el programa de asignaturas o el sistema de evaluaciones, sino también la oferta de prácticas y las salidas laborales. En este sentido, Alba Sabaté, coordinadora del grado de Global Communication Management en la Facultad de Comunicación y Relaciones Internacionales de la Universitat Blanquerna, ha apuntado: “Podemos ofrecer una formación muy profesionalizadora y permitir que los estudiantes hagan prácticas, tengan contacto con el mercado y con los retos reales del mundo laboral”. 

La edición de este año ha recibido cerca de 100.000 visitantes. (Junior Report)

Explorar nuevas opciones

Si bien es cierto que hay jóvenes que todavía no tienen del todo claro a qué quieren dedicarse, hay otros que, desde muy pequeños, conocen su pasión por las matemáticas, el cine, la música o la mecánica. Estel Alonso, alumna de 4º curso del grado de Diseño de Moda en LCI Barcelona, explica que el centro donde estudia es para “personas que consideran el diseño gráfico, el diseño de producto, el de interiores, la moda, la fotografía o la animación y los videojuegos su vocación”. Son carreras muy creativas e innovadoras, que han crecido en los últimos años. 

En esta línea creativa, la escuela Microfusa se especializa, entre otros aspectos, en sonido, producción y composición musical. Sara Coromines, coordinadora del curso de Music Business, ha apuntado: “Somos una escuela muy cercana. Los profesores especializamos los cursos y damos oportunidades a los alumnos siempre que podemos. Cualquier proyecto que se hace, procuramos involucrarlos, ya sea como artistas, técnicos de sonido o encargados de la gestión”.

Así pues, quien no elige el bachillerato o la universidad, también tiene una oferta amplísima para continuar formándose después de los estudios obligatorios. En el campo de la formación profesional, los ciclos de materias como administración y finanzas, educación infantil, comercio y marketing, enseñanzas artísticas, deporte o servicios en la comunidad, junto con estudios vinculados a la sanidad como auxiliar de enfermería o farmacia, también tienen una gran aceptación. 

Para Josep Antoni Giné, director de los centros presenciales de ILERNA, la formación profesional es el centro y la base de la institución. “Disponemos de muchos centros en toda España, hecho que nos da un background muy importante en diferentes especialidades”, ha señalado. En el centro Ilerna de Barcelona, por ejemplo, se ofrece desde Educación Infantil e integración Social hasta Dietética o Laboratorio Clínico y Biomédico. 

También enfocados en la formación profesional, la escuela Salesians Sarrià apuesta por que el material y la logística del centro sean de última generación y por que los alumnos se sientan a gusto. Según ha explicado Isabel Arnal, jefa de secretaría del centro, es importante que los alumnos “se encuentren como en casa”. “Pasan muchas horas en el mundo laboral, así que es fundamental que los futuros profesionales aprecien los estudios que están haciendo”, añade. 

Con esta edición, el Saló de l’Ensenyament se ha reafirmado como un evento de referencia en el mundo educativo. A lo largo de cinco días, los representantes de las instituciones han resuelto las dudas de miles de estudiantes que empiezan a construir su futuro, independientemente del camino que elijan.

Últimas noticias

- Contenido patrocinado -