15 julio 2024
spot_img
15 julio 2024

La cara oculta de la Luna, al descubierto

La sonda china Chang’e 6 ha traído a la Tierra por primera vez en la historia muestras procedentes de esta región inexplorada de nuestro satélite

La cápsula de retorno de la sonda china Chang’e 6 ha regresado a la Tierra y aterrizó la semana pasada en Mongolia con muestras de la superficie de la cara oculta de la Luna. Se trata de una hazaña histórica: es la primera vez que los seres humanos recogen muestras de roca de esta región inexplorada de nuestro satélite.

La «cara oculta de la Luna» se refiere a la parte de la Luna que nunca es visible desde la Tierra debido a un fenómeno llamado “rotación síncrona”. Nuestro satélite tarda el mismo tiempo en completar una vuelta sobre su eje que en orbitar la Tierra, lo que provoca que siempre la misma cara esté dirigida hacia nuestro planeta.

En la actualidad, varias misiones espaciales han explorado y mapeado la cara oculta de la Luna. Esta región tiene una superficie más accidentada y con más cráteres en comparación con la cara visible. La misión china Chang’e 4, que alunizó en enero de 2019, fue la primera en hacerlo en esta zona.

Las muestras recogidas por Chang’e-6 podrían arrojar luz sobre cuestiones clave para entender mejor el pasado de nuestro satélite y la formación de planetas en el sistema solar. Para ello, los científicos compararán químicamente las rocas extraídas de la cara oculta con aquellas recogidas previamente en la cara visible de la Luna. 

Exploración lunar

La exploración lunar ha sido una parte fundamental de la carrera espacial y ha contribuido significativamente a nuestra comprensión del sistema solar.

En 1959, la sonda soviética Luna 2 fue la primera nave en impactar la superficie lunar, marcando el primer contacto humano con otro cuerpo celeste. Ese mismo año, la Unión Soviética envió a nuestro satélite otra sonda: esta vez, Luna 3, que fue la primera misión que fotografió la cara oculta de la Luna.

Con el paso de los años y la mejora de la tecnología, la exploración robótica moderna ha revolucionado nuestra comprensión de la Luna mediante el uso de sondas, orbitadores y rovers avanzados

Una de las misiones más famosas fue la Lunar Reconnaissance Orbiter (LRO) de la NASA, lanzada en 2009, que proporcionó mapas detallados de la superficie lunar con alta resolución. Estos datos han sido fundamentales para identificar posibles sitios de alunizaje para misiones futuras, por ejemplo.

Otro caso reconocido es la misión LADEE (Lunar Atmosphere and Dust Environment Explorer), que estudió la exosfera lunar y las condiciones de polvo. Todos estos descubrimientos han proporcionado información crucial para futuras misiones tripuladas y han profundizado nuestro entendimiento del origen y la evolución de la Luna.

El hombre en la Luna

Ir a la Luna ha sido siempre uno de los mayores sueños del ser humano. La carrera para llegar primero al espacio la disputaron la Unión Soviética y los Estados Unidos. El astronauta soviético Yuri Gagarin fue la primera persona en viajar al espacio el 12 de abril de 1961. 

Ocho años más tarde, la NASA hizo historia con la misión Apolo 11. El programa Apolo tenía como objetivo que un ser humano caminara en la superficie lunar y regresara a salvo a la Tierra. Los primeros en conseguirlo fueron Neil Armstrong, comandante de la misión; Buzz Aldrin, piloto del módulo lunar; y Michael Collins, piloto del módulo de comando.

El 20 de julio de 1969, los astronautas descendieron del módulo lunar llamado Eagle hasta la superficie de la Luna. Después de pasar unas horas explorando el satélite y recolectando muestras, volvieron a su módulo para emprender el viaje de regreso a la Tierra

Desde la histórica misión Apolo 11, la exploración espacial ha continuado evolucionando. La NASA y otras agencias espaciales, así como empresas privadas, tienen planes ambiciosos para regresar a la Luna. Uno de los grandes objetivos es enviar misiones humanas a Marte en las próximas décadas.

Últimas noticias

- Contenido patrocinado -