15 abril 2024
spot_img
15 abril 2024

La moda ‘book’ atrapa a los jóvenes

Las redes sociales e internet han tenido un papel clave a la hora de promover la literatura juvenil entre las nuevas generaciones

Los jóvenes no leen” es una frase que suele oírse en la calle y en los medios de comunicación, pero nada más lejos de la realidad. La literatura infantil y juvenil está más viva que nunca y las redes sociales han contribuido al auge de este género, convirtiéndose en un lugar donde los jóvenes pueden informarse y profundizar sobre las últimas novedades y tendencias.

Según el informe Hábitos de Lectura y Compra de Libros en España, el 74,2% de los jóvenes entre 14 y 24 años son lectores en su tiempo libre, una cifra que alcanza el 85% entre los adolescentes de 10 a 14 años. Ambas cifras están muy por encima de la media nacional (64,8%). 

Internet y las plataformas digitales también han transformado los hábitos de lectura, la manera de promocionar las obras y dar a conocer los nuevos autores y autoras. Así, la pasión por la lectura ha pasado de las páginas de papel a las pantallas y los libros se han convertido en un tema estrella en plataformas como Instagram, TikTok o YouTube.

En ese sentido, las redes sociales han dado lugar a nuevas figuras literarias, como los booktubers o los booktokers, que se dedican a difundir las novedades literarias entre sus seguidores; pero también han hecho surgir nuevos formatos de literatura que combinan la escritura con los temas más virales y consiguen atraer a millones de jóvenes lectores. 

Booktubers, bookstagramers y booktokers

Millones de jóvenes se adentran cada día en las redes sociales buscando contenido relacionado con el mundo de la literatura. El boom literario en estas plataformas está impulsado por algunos creadores de contenido que dan protagonismo a los libros: son los llamados “influencers literarios”.

Dependiendo de la red social, se les conoce como booktubers (YouTube), bookstagramers (Instagram) o booktokers (TikTok). El objetivo de estos perfiles es dar recomendaciones, presentar novedades literarias y construir comunidades de lectores muy activos en redes. 

El fenómeno book arrasa incluso en TikTok, la red social más popular entre los adolescentes, basada en vídeos cortos llenos de efectos visuales. Aun así, el formato audiovisual se ha convertido en la mejor forma de promocionar la lectura: el hashtag #booktok suma más de 113 billones de visualizaciones

Para los lectores y lectoras, las redes sociales se han convertido en un punto de encuentro, un espacio dónde sentirse acogidos y pertenecer a una comunidad. La pasión por la lectura une a los adolescentes, que se sienten en libertad para compartir sus gustos, aprender y adquirir conocimientos que poder incorporar a sus vidas diarias. 

La magia de los ‘fanfic

Mucho antes del apogeo de internet y las redes sociales, sagas de novelas como Harry Potter, Crepúsculo o Los Juegos de Hambre crearon verdaderos ejércitos de lectores entre el público más joven. Fue entonces cuando la etiqueta de “literatura juvenil” empezó a hacerse presente y dejar huella en el sector editorial.

La afición por estas historias, muchas de las cuales fueron adaptadas al cine, hizo que los fans dejaran volar su imaginación y crearan sus propias historias con sus personajes de ficción favoritos.

Este fue el origen de los fan fiction o fanfic, traducidos al castellano como fanficción. Se trata de “una historia en cuyo argumento suele aparecer un personaje de una obra de ficción”, según la definición de la Fundéu. Las fanficciones están escritas por seguidores de una serie o novela y suelen estar publicadas en internet.

Aunque parezca una tendencia muy nueva, en realidad forman parte de un género literario que apareció en la década de 1970: los seguidores de la serie Star Trek empezaron a imaginar nuevas aventuras para sus protagonistas después de que la serie dejara de emitirse.

Plataformas como Wattpad o Archive of Our Own (AO3) acumulan miles de fanficciones y demuestran que el género tiene mucho éxito entre los jóvenes. Por un lado, este formato facilita la autopublicación de autores noveles; por el otro, las editoriales se han lanzado a captar nuevos talentos para publicarlos en papel. Algunos incluso se han adaptado y tienen su propia película o serie de televisión.

Trabaja este tema A FONDO en el aula

Este artículo forma parte de una secuencia didáctica con actividades y tutorización periodística.

Últimas noticias

- Contenido patrocinado -