14 junio 2024
spot_img
14 junio 2024

La sequía deja al descubierto parte de la historia

Los bajos niveles en ríos y lagos provocados por las altas temperaturas han sacado a la luz sorprendentes elementos que durante años habían permanecido bajo el agua 

El cambio climático está provocando un aumento desmesurado de las temperaturas, con olas de calor que están afectando a la población pero también al entorno rural. Las altas temperaturas han contribuido a que los niveles del agua estén muy bajos, lo que ha llevado a algunas partes del mundo a soportar importantes sequías

La sequía suele tener consecuencias negativas tanto para las personas como para el medio ambiente. La falta de agua puede provocar pérdidas en las producciones agrícolas, con la consiguiente pérdida de alimentos. Además, la sequía puede suponer un daño al hábitat natural, con pérdida de la biodiversidad (extinción de especies vegetales y animales que no tienen agua para alimentarse).

Pero más allá de estas consecuencias, en los últimos meses la sequía ha provocado hallazgos inesperados: el nivel del agua ha bajado tanto que la sequía ha dejado al descubierto objetos muy antiguos que, durante años, habían permanecido sumergidos bajo el agua

Uno de los hallazgos más sorprendentes de estas últimas semanas ha ocurrido en Serbia. Los bajos niveles de agua en el río Danubio han desvelado los restos hundidos de barcos de la Segunda Guerra Mundial. Los buques, encontrados cerca de la ciudad de Prahovo, formaban parte de una flota nazi hundida en 1944

Algo parecido ha ocurrido en España, donde el Dolmen de Guadalperal ha aparecido en el embalse de Valdecañas, en la provincia central de Cáceres. El dolmen, que podría ser del año 5000 a.C., suele estar habitualmente sumergido. Es conocido popularmente como el Stonehenge español por su similitud con el monumento de Gran Bretaña. 

En Alemania han salido al descubierto las conocidas como “piedras del hambre” en las orillas del río Elba, también por culpa de la sequía. Se trata de unas rocas que se remontan al siglo XV y en las que fueron grabadas líneas que marcaban los niveles del agua en sequías anteriores. Estas marcas eran una forma de advertir a las generaciones futuras. 

En Roma (Italia), los bajos niveles del agua del río Tíber han revelado las ruinas de un antiguo puente que pudo haber sido construido por el emperador Nerón alrededor del año 50 d.C. Aunque era habitual poder ver una parte del puente, ahora la sequía ha desvelado gran parte de esta estructura romana. 

Hallazgos en otras partes del mundo

La sequía no solo está afectando al continente europeo, sino que otras partes del mundo también están sufriendo esta consecuencia directa del cambio climático. En el caso de Estados Unidos, los bajos niveles del agua también están sacando a la luz nuevos hallazgos.

Por ejemplo, la enorme sequía que azota estos meses al estado de Texas ha dejado al descubierto una colección de huellas de dinosaurios en el Parque Estatal Dinosaur Valley de Glen Rose. El bajo nivel del río Paluxy es lo que ha permitido dar con estas huellas, que pertenecen a dinosaurios terópodos.

En Estados Unidos también han tenido lugar hallazgos cuanto menos sorprendentes. La sequía del lago Mead, cerca de Las Vegas, ha sacado a la luz el cadáver de una persona dentro de un barril. Los detectives a cargo de la investigación barajan que la muerte de esta persona podría estar relacionada con la mafia y los sicarios estadounidenses de las décadas de 1970 y 1980.

La peor sequía en 500 años

La grave sequía que afecta a muchas regiones de Europa desde principios de año se ha extendido y agravado a principios de agosto. Las causas de esta sequía están relacionadas con una limitación de las precipitaciones y con las olas de calor experimentadas desde el mes de mayo en adelante.

La situación es preocupante: el 47% del territorio europeo se encuentra en situación de prealerta, mientras que otro 17% está en alerta por las consecuencias de la sequía. La situación de prealerta, representada en color naranja, se activa cuando la falta de lluvia afecta a la humedad del suelo. La de alerta, en color rojo, cuando estos efectos ya se notan en la vegetación.

Son los últimos datos publicados por el Observatorio Global de la Sequía de la Comisión Europea, el cual alerta que en Europa se podría estar viviendo la peor sequía de los últimos 500 años. 

El peligro de sequía se ha agravado en países como Italia, España, Portugal, Francia, Alemania, Países Bajos, Bélgica, Luxemburgo, Rumanía, Hungría, norte de Serbia, Ucrania, Moldavia, Irlanda y Reino Unido. Además, el informe indica que es probable que las condiciones inusualmente cálidas y secas puedan repetirse hasta noviembre en la zona occidental mediterránea.

La situación está haciendo que muchos países estén tomando medidas para hacer frente a la sequía. En Francia, por ejemplo, las medidas que se contemplan van desde reducir las extracciones de agua para la agricultura hasta prohibir puntualmente el riego de jardines públicos. 
En España, el Consorcio de Aguas de Bilbao, en el País Basco, ha recomendado limitar el consumo de agua a 16 municipios en alerta por las sequías. En estos municipios, se recomienda que sus habitantes no llenen sus piscinas privadas o utilicen el agua para lavar vehículos. En Catalunya, algunos municipios también han empezado a aplicar restricciones de agua.

Últimas noticias

- Contenido patrocinado -