20 mayo 2024
spot_img
20 mayo 2024

Misión: encontrar agua en Júpiter

La misión Juice de la Agencia Espacial Europea tardará ocho años en llegar a su destino para buscar agua en las lunas de Júpiter

La Agencia Espacial Europea (ESA, por sus siglas en inglés) ha lanzado con éxito la misión Juice, una misión espacial para explorar Júpiter y tres de sus lunas con el objetivo de encontrar agua bajo su superficie. Juice es el acrónimo de Jupiter Icy Moons Explorer, o lo que es lo mismo: Explorador de Lunas Heladas en Júpiter

La misión ha contado con un presupuesto de 1.600 millones de euros y es uno de los proyectos más importantes de la ESA, en colaboración con las agencias espaciales de Estados Unidos (NASA), Japón (JAXA) e Israel (ISA). La nave de exploración se centrará en las lunas de Calisto, Europa y Ganímedes, que son los satélites más grandes de Júpiter y es donde hay más probabilidades de encontrar agua.

Tras el lanzamiento, la nave Juice empezará un viaje de ocho años hasta llegar a Júpiter, el planeta más grande del Sistema Solar. Cuando las órbitas de la Tierra y Júpiter están más alejadas, ambos planetas quedan a más de 950 millones de kilómetros de distancia; en cambio, cuando se encuentran en su posición más cercana, están separados solamente por 590 millones de kilómetros.

Los datos obtenidos por otras misiones indican que, bajo la superficie helada de las lunas de Júpiter, hay grandes océanos de agua en estado líquido, un elemento fundamental para la vida. Para comprobarlo, la nave Juice está equipada con varios instrumentos de medición para explorar el interior de estos astros: cámaras, radares, láseres, magnetómetros… 

Juice llegará a su destino en 2031 y estará tres años orbitando alrededor de Júpiter y sus lunas, analizando su composición y enviando datos a la Tierra con una gran antena de 2,5 metros de diámetro. Cuando se quede sin combustible, se estrellará contra Ganímedes.

El lanzamiento de la misión tuvo que retrasarse un día más tarde de lo previsto por las malas condiciones meteorológicas en el puerto espacial de Kourou, en la Guayana Francesa. El riesgo de tormenta y rayos podría haber dañado la nave y los equipos de comunicación, por eso los científicos decidieron aplazarlo.

Exploración en Júpiter

Juice no es la única misión espacial que busca agua en otros rincones del Sistema Solar. Agencias espaciales de todo el planeta hace tiempo que exploran el espacio para encontrar, a muy largo plazo, un lugar alternativo a la vida en la Tierra. Y, para encontrarlo, disponer de agua es fundamental.

Júpiter es un planeta gaseoso con condiciones extremas de gravedad, presión atmosférica y temperaturas altísimas, por eso no es un lugar viable para establecerse. Sin embargo, al ser un planeta tan grande (ocupa el mismo volumen que 1.300 Tierras), a su alrededor se ha creado una especie de sistema planetario en miniatura con varias lunas o satélites: el llamado sistema joviano.

En febrero, la Unión Astronómica Internacional confirmó el descubrimiento de 12 nuevas lunas, lo que significa que Júpiter tiene 92 satélites orbitando a su alrededor. Estos astros más pequeños sí que podrían reunir las condiciones para albergar vida.

En 1989, la NASA lanzó la sonda espacial Galileo para estudiar la composición de Júpiter y de dos de sus lunas: Ío y Europa. Después de seis años de viaje, la nave entró en la atmósfera de Júpiter en 1995 y estuvo activa hasta 2003. Fue la primera misión en aportar datos sobre un posible océano bajo la superficie de Europa.

Más de 20 años después, la NASA lanzó la misión Juno, que entró en la órbita de Júpiter en 2016. El objetivo de Juno es aportar datos sobre la formación de los planetas gaseosos, diferentes a los planetas rocosos como la Tierra, Marte, Mercurio o Venus. La nave estaba diseñada para durar hasta 2018, pero a día de hoy sigue funcionando y enviando datos.

El Telescopio Hubble, en órbita desde hace más de 30 años, también ha proporcionado información muy valiosa sobre Júpiter y sus lunas. En 2021, un equipo de científicos que comparaba datos del telescopio encontró pruebas de la existencia de vapor de agua en Ganímedes, la luna más grande de Júpiter y de todo el Sistema Solar. Se calcula que este satélite tiene más agua en la subsuperficie que todos los océanos de la Tierra juntos.

Base europea en Sudamérica

La Agencia Espacial Europea (ESA) lanza sus misiones desde el Puerto Espacial de Kourou, en la Guayana Francesa. A pesar de encontrarse al otro lado del océano Atlántico, este territorio forma parte de Francia y es uno de los llamados “departamentos de ultramar”, que tienen su origen en las antiguas colonias.

El gobierno francés construyó allí un centro espacial para lanzar sus satélites en la década de 1960. En 1975, cuando se fundó la ESA, la base de Kourou se convirtió en el centro de lanzamiento oficial de la agencia europea. A día de hoy, se han realizado más de 250 lanzamientos y también la utilizan otras agencias espaciales como la NASA (Estados Unidos) o Roscosmos (Rusia).

Kourou es un pequeño municipio de poco menos de 30.000 habitantes, pero tiene una ubicación estratégica para el lanzamiento de naves espaciales. Se encuentra a poco más de 500 kilómetros al norte del ecuador terrestre, lo que ofrece un buen ángulo de lanzamiento para las naves y sondas. 

Por otro lado, la trayectoria desde allí aprovecha al máximo la asistencia gravitatoria o efecto honda: una técnica que utiliza el campo gravitatorio de un planeta para ganar impulso. Las naves lanzadas desde Kourou aprovechan la velocidad de rotación de la Tierra para ganar fuerza y velocidad, lo que sirve para ahorrar combustible.

Trabaja la actualidad en el aula

Este artículo incluye materiales didácticos exclusivos para suscriptores. ¡Descubre la actividad que te proponemos hoy!

Restricted Content
To view this protected content, enter the password below:



¿Todavía no estás suscrito a Junior Report?

Suscríbete

Si tú o tu centro educativo estáis suscritos,
introduce el perfil de redes sociales o tu usuario

Últimas noticias

- Contenido patrocinado -