13 junio 2024
spot_img
13 junio 2024

Moda sostenible: otra forma de comprar ropa

El 24 de abril se celebra el Día de la Moda Sostenible para concienciar sobre los impactos ambientales de la ‘fast-fashion’ y promover alternativas más éticas

¿Alguna vez has pensado qué recursos naturales se utilizan para confeccionar la camiseta o el pantalón que llevas puesto? ¿Y las condiciones laborales de los trabajadores encargados de su confección? 

En un mundo donde la moda está en todas partes y cambia constantemente, es fácil pasar por alto el impacto detrás de cada prenda que utilizamos en nuestro día a día. Sin embargo, la industria de la moda no solo tiene un efecto en nuestro estilo personal, sino también en el medio ambiente y en las vidas de millones de personas en todo el mundo.

Desde el algodón para nuestras camisetas hasta el cuero utilizado en nuestros zapatos, la moda a menudo depende de recursos naturales limitados y, en muchos casos, de procesos de fabricación que pueden ser perjudiciales para nuestro planeta. El impacto no se detiene en la naturaleza. Detrás de cada prenda hay una cadena de suministro que a menudo involucra condiciones laborales injustas y explotadoras.

Consciente de toda esta problemática, surge la moda sostenible, que busca alternativas que sean mejores para el planeta y para las personas en la industria de la moda, es decir, más sostenibles y éticas. Esta incluye la elección de materiales orgánicos y reciclados para las prendas y la promoción de condiciones laborales justas para los trabajadores.

El 24 de abril se celebra el Día de la Moda Sostenible para concienciar sobre los impactos ambientales de la industria fast-fashion y promover alternativas más éticas y sostenibles.

La industria ‘fast-fashion’

La industria de la moda es la segunda más contaminante del mundo, según datos de las Naciones Unidas. Para fabricar ropa se consume una gran cantidad de recursos naturales. Por ejemplo, para confeccionar unos pantalones vaqueros se necesitan 7.500 litros de agua, el equivalente a lo que bebe una persona adulta en siete años. 

Además, el proceso de fabricación y transporte de la ropa genera muchas emisiones contaminantes. La ONU alerta que la industria de la moda produce más emisiones de carbono que todos los vuelos y envíos marítimos internacionales juntos, con las consecuencias que ello tiene en el cambio climático y el calentamiento global.

La fast fashion o moda rápida se ha convertido en un problema global: este modelo produce grandes cantidades de ropa que puede comprarse a precios muy bajos, pero que suele ser de poca calidad y tiene una vida útil muy limitada. Así, mucha gente está acostumbrada a comprar ropa con frecuencia, lo que también produce muchos residuos textiles.

Dependiendo del tejido con el que esté fabricada, la ropa puede tardar 200 años en descomponerse y algunos de sus componentes son tan tóxicos para el entorno natural como los neumáticos o los materiales plásticos. De ahí la importancia de cambiar nuestros hábitos de consumo y apostar por una moda más sostenible.

Otra forma de consumir

La moda sostenible no solo afecta al proceso de producción de las prendas: materiales orgánicos y sostenibles, buenas condiciones laborales, reducción de residuos… Esta forma de entender la moda también quiere tener un impacto en el pensamiento de los consumidores generales.

Frente a la idea de tener que estar siempre a la moda, adquiriendo las últimas tendencias y utilizando la ropa durante muy poco tiempo, la moda sostenible busca fomentar un consumo más consciente y responsable. Es decir, una manera de comprar donde los consumidores consideren la calidad, el origen y el impacto de sus compras.

En lugar de acumular grandes cantidades de ropa de temporada que pronto pasan de moda, la moda sostenible anima a invertir en prendas de alta calidad que perduren en el tiempo. En lugar de desechar prendas usadas, los consumidores pueden optar por donar, intercambiar, reparar o reciclar su ropa para extender su vida útil y reducir su impacto ambiental.

El objetivo final es que los consumidores pasen de un consumo de moda impulsivo y efímero a uno más reflexivo y duradero en el tiempo.

Este artículo incluye materiales didácticos exclusivos para suscriptores. ¡Descubre la actividad que te proponemos hoy!

Restricted Content
To view this protected content, enter the password below:



¿Todavía no estás suscrito a Junior Report?

Suscríbete

Si tú o tu centro educativo estáis suscritos,
introduce el perfil de redes sociales o tu usuario

Últimas noticias

- Contenido patrocinado -