15 abril 2024
spot_img
15 abril 2024

Multan a una librería de Hungría por vender ‘Heartstopper’

La legislación húngara prohíbe vender ejemplares con contenido LGTBIQ+ en secciones destinadas a un público joven

Las autoridades de Hungría han impuesto una multa de 32.000 euros contra una librería por vender una novela gráfica que incluye contenido LGTBIQ+. Según han denunciado los medios de comunicación, se trata de la mayor multa impuesta en el país por la difusión de libros sobre esta temática. 

El ejemplar en cuestión es Heartstopper, una novela gráfica escrita por Alice Oseman y que aborda temas como la homosexualidad, la bisexualidad, y la transexualidad. La trama gira en torno a Charlie Spring, un adolescente que se enamora de un compañero del instituto con el que acaba teniendo una relación sentimental. 

La novela se encontraba en la sección juvenil de la librería húngara sin seguir el protocolo que marca la ley de “protección de la infancia” del país. Esta norma prohíbe la representación de la homosexualidad a menores, por lo que los libros de temática LGTBIQ+ solo están disponibles para mayores de 18 años.

Es obligatorio que estas novelas estén dentro de un envase cerrado para que los menores no puedan acceder al contenido. Se trata de una de las restricciones impuestas por el gobierno de ultraderecha de Viktor Orbán, que en 2021 aprobó una ley que equipara la pedofilia (trastorno por el que personas adultas se sienten atraídas sexualmente por menores) con la homosexualidad.

Krisztian Nyary, el director creativo de la cadena de librerías que ha recibido la multa, ha asegurado que la empresa acudirá a los tribunales, pues consideran que la sanción es desproporcionada. Nyary ha señalado que no tiene sentido que chicos y chicas de 16 o 17 años no tengan capacidad para decidir lo que quieren leer

Un gobierno contra la homosexualidad

El presidente Viktor Orbán gobierna en Hungría desde 2010 y, desde entonces, su gobierno ha estado marcado por unas políticas autoritarias con las que ha limitado los derechos y libertades de los ciudadanos. En 2021, aprobó una ley que ataca directamente los derechos del colectivo LGTBIQ+.

La norma prohíbe la “exhibición y promoción de la homosexualidad” entre los menores de 18 años. En este sentido, está prohibido hablar sobre homosexualidad o cambio de género en los centros educativos. También la retransmisión de programas para menores de 18 años que contengan temática LGTBIQ+ en la televisión

No es la primera vez que el gobierno de Orbán ataca al colectivo. En 2020, aprobó una ley que prohíbe adoptar a las parejas del mismo sexo y que impide a las personas trans registrar oficialmente su cambio de sexo

Desde las autoridades húngaras, defienden que estas prohibiciones pretenden “proteger la infancia”. Consideran que los contenidos LGTBIQ+ pueden tener un efecto perjudicial en el desarrollo de los menores de edad. 

Sin embargo, en los últimos años, las organizaciones internacionales han denunciado que las leyes aprobadas por el gobierno de Orbán suponen una vulneración de los derechos humanos de miles de personas en el país por su orientación sexual e identidad de género

En abril de este año, quince países de la Unión Europea firmaron una demanda conjunta contra Hungría por la ley anti-LGTBIQ+, que llevarán al Tribunal de Justicia de la Unión Europea. Los Estados denuncian que la normativa húngara viola la ley europea, los derechos fundamentales y los valores europeos. En caso de que el tribunal determine que Hungría efectivamente ha infringido alguna norma europea, puede llegar a sancionar al país.

El éxito de ‘Heartstopper’

Heartstopper es una novela gráfica escrita por Alice Oseman, escritora, guionista e ilustradora británica de literatura juvenil. Está compuesta por cinco tomos: cuatro de ellos ya están publicados y el quinto saldrá en noviembre de este año. La novela ha sido todo un éxito entre el público joven y ha recibido varios premios y reconocimientos

La saga de libros nos cuenta la historia de Charlie Spring, un adolescente introvertido que va a un instituto británico solo para chicos. Cuando era más pequeño, fue acosado por sus compañeros debido a su orientación sexual. Un día conoce a Nick Nelson, un compañero de clase del que acaba enamorándose y con el que finalmente tiene una relación sentimental. 

Durante muchos años, este tipo de historias de amor no representaban a todos los adolescentes. El colectivo LGTBIQ+ ha crecido prácticamente sin referentes en las películas, series y libros. Por eso, libros como Heartsopper sirven para que chicos y chicas jóvenes puedan sentirse reflejados y entendidos

En 2019, la productora See-Saw Films adquirió los derechos de autor para una adaptación del libro a serie de televisión. En apenas dos días, consiguió estar entre las primeras 10 series británicas más populares de Netflix. Tras el estreno, el primer tomo de la novela fue el bestseller juvenil más vendido en el Reino Unido.

A diferencia de otras series juveniles que perpetúan algunas ideas del mito del amor romántico (como los celos o la posesión), en Heartstopper los adolescentes tienen relaciones sanas. La serie aborda temas como el amor propio y el respeto hacia el otro, independientemente de su orientación sexual e identidad de género.

Durante este mes de julio, Junior Report ofrecerá materiales didácticos semanalmente. Puedes suscribirte a nuestra newsletter para seguir la actualidad durante el verano.

Últimas noticias

- Contenido patrocinado -