15 abril 2024
spot_img
15 abril 2024

Productos reutilizables contra la pobreza menstrual

Las farmacias de Catalunya han puesto en marcha una iniciativa para entregar productos sostenibles para la menstruación de forma gratuita

Cerca de 1.800 millones de personas menstrúan cada mes, según datos de Unicef. Todas ellas deben contar con información adecuada sobre higiene menstrual y decidir libremente cómo quieren gestionar su ciclo menstrual. Sin embargo, miles de personas no tienen acceso a productos menstruales y carecen de esta educación menstrual.

Catalunya quiere poner remedio a esta problemática y ha puesto en marcha una iniciativa para entregar de forma gratuita productos menstruales reutilizables, es decir, aquellos que tienen más de un uso y, por tanto, son más ecológicos

Hablamos de copas menstruales, compresas de tela y bragas menstruales, que desde el pasado 4 de marzo se reparten gratuitamente en las farmacias catalanas. 

La iniciativa forma parte de la campaña Mi regla, mis reglas, coordinada por el Departamento de Igualdad y Feminismos. El objetivo no solo es distribuir estos productos, sino conseguir que las mujeres de la región tengan garantizado un derecho fundamental clave: disponer de educación menstrual y poder decidir sobre su cuerpo.

En Catalunya, la dificultad para el acceso a productos menstruales por razones económicas es una realidad cotidiana en miles de hogares. Dos de cada cinco personas menstruantes no han podido adquirir el producto que querían, según datos de la Generalitat. 

La iniciativa es pionera en el mundo. En 2020, Escocia se convirtió en el primer país en ofrecer productos menstruales gratuitos. Sin embargo, estos eran de un solo uso, como compresas y tampones tradicionales. El gobierno catalán está repartiendo artículos reutilizables, que además de ser más sostenibles para el medioambiente también son más económicos debido a su durabilidad.

Productos menstruales reutilizables

Las farmacias catalanas están entregando tres productos menstruales que pueden reutilizarse: la copa menstrual, las compresas de tela y las bragas menstruales

Estas son alternativas ecológicas y sostenibles a los productos de higiene menstrual habituales como compresas y tampones desechables. Como se pueden reutilizar, contribuyen a la prevención de residuos y, por tanto, también ayudan a frenar el cambio climático.

La copa es un recipiente de silicona médica, en forma de campana, que se inserta en la vagina para recoger la sangre menstrual. Gracias a su material, es segura para el pH y la flora y también evita irritaciones. Al hacer el vacío, no hay fugas. Se vacía y se limpia cada pocas horas, pero tiene una vida útil de entre 5-10 años según el mantenimiento.

Las compresas de tela son prendas hechas de tela absorbente, como algodón, y normalmente tienen una capa impermeable y transpirable para evitar que haya fugas y manchar la ropa interior. Estas se lavan después de 4-6 horas de uso, dependiendo de la cantidad de sangre, pero pueden reutilizarse durante años. 

Las bragas menstruales son prendas de ropa interior diseñadas con varias capas de tela absorbente en la zona de la entrepierna para recoger la sangre. Esto evita fugas y olores sin alterar la flora vaginal. Al igual que las compresas de tela, se lavan después de cada uso y pueden durar varios años.

Pobreza menstrual

Iniciativas como la de las farmacias en Catalunya permiten hacer frente a la pobreza menstrual, es decir, los problemas y dificultades económicas que sufren las personas menstruantes y que les impiden acceder a recursos y productos de higiene menstrual: compresas, tampones, copas menstruales, jabones… 

Esta problemática afecta a personas de todo el mundo, especialmente a aquellas que enfrentan desigualdades socioeconómicas, como la falta de recursos económicos o el acceso limitado a instalaciones sanitarias adecuadas.

Además, la pobreza menstrual hace referencia a la falta de información y recursos necesarios para gestionar la menstruación de manera saludable y digna. Esto incluye saber cómo identificar signos de un ciclo menstrual saludable y cuándo buscar atención médica si hay problemas de salud menstrual, como dolores intensos o cambios significativos en el flujo menstrual.

En muchos países del mundo, tener la regla está asociado con el estigma y la vergüenza. Por eso la educación y la información son fundamentales para empoderar a las comunidades de mujeres y niñas. Cuando comprenden que la menstruación es un proceso biológico natural, pueden sentirse más seguras y cómodas hablando sobre su experiencia y buscando apoyo.

Este artículo incluye materiales didácticos exclusivos para suscriptores. ¡Descubre la actividad que te proponemos hoy!

Restricted Content
To view this protected content, enter the password below:



¿Todavía no estás suscrito a Junior Report?

Suscríbete

Si tú o tu centro educativo estáis suscritos,
introduce el perfil de redes sociales o tu usuario

Últimas noticias

- Contenido patrocinado -