29 febrero 2024
spot_img
29 febrero 2024

¿Qué son las ciudades de 15 minutos?

Este concepto urbanístico propone que la ciudadanía pueda acceder a todos los servicios básicos a solo 15 minutos de sus casas, andando o en bicicleta

Hoy en día más de la mitad de la población mundial vive en ciudades. Estas son responsables de alrededor del 70% de las emisiones mundiales de gases de efecto invernadero, según datos de las Naciones Unidas. 

La enorme huella de carbono creada por las ciudades es resultado de una planificación urbanística deficiente, donde hay poco transporte público y las viviendas están alejadas del trabajo y las tiendas. Esto hace que muchos ciudadanos utilicen los automóviles para desplazarse, emitiendo gases contaminantes. 

En este contexto aparece la ‘ciudad de 15 minutos’, un concepto creado en 2016 por el urbanista colombiano Carlos Moreno. Este modelo urbanístico propone reducir los desplazamientos innecesarios de los ciudadanos en vehículos particulares con el objetivo de que puedan vivir una vida de proximidad en sus barrios.

En estas ciudades todo está organizado para que los ciudadanos puedan acceder a todos los servicios necesarios a solo 15 minutos andando o en bicicleta. Estos servicios incluyen colegios, centros sanitarios, centros de trabajo, parques y lugares de ocio, entre otros.

Uno de los objetivos principales de estas ciudades es la reducción del uso de vehículos particulares. En este modelo urbanístico, los automóviles solo serían necesarios para viajes largos ocasionales, como las visitas familiares o las vacaciones. Como consecuencia, la calidad del aire de las ciudades mejoraría, creando espacios más sostenibles.

El principal problema a la hora de implementar este modelo tiene que ver con el lugar de trabajo: la mayoría de personas viven lejos del lugar donde trabajan y se ven obligadas a dedicar mucho tiempo a desplazarse. Según una encuesta de Page Personnel, el 39% de los europeos tarda más de 45 minutos en llegar al trabajo. 

Ciudades más sostenibles

Varias ciudades han empezado a poner en marcha medidas para convertirse en espacios más sostenibles. En España, Moreno pone como ejemplo Pontevedra: una ciudad de poco más de 80.000 habitantes donde se puede acceder a los colegios sin peligro para los más pequeños, la gente puede disfrutar de los espacios públicos (calles peatonales, terrazas de bares) y las calles son una plataforma única sin aceras, por donde peatones, ciclistas o personas en silla de ruedas pueden desplazarse fácilmente.

El urbanista colombiano también destaca el proyecto de las supermanzanas de Barcelona: son agrupaciones de nueve manzanas en las que el tráfico de vehículos pasa a un segundo plano y la ciudadanía está en el centro de todo, dando prioridad a los peatones. En estos espacios se crean zonas verdes o plazas, con el objetivo de que los vecinos puedan tener lugares de encuentro seguros y menos contaminantes.

En la actualidad, Moreno asesora al gobierno municipal de París, que lleva varios años promoviendo medidas para reducir el uso y espacio dedicado a los automóviles dentro de la ciudad y potenciar los desplazamientos en bicicleta o a pie. Otras ciudades como Busan (Corea del Sur), Buenos Aires (Argentina) o Milán (Italia) también se han interesado por las ciudades de 15 minutos

Mitos y bulos sobre las ‘ciudades de 15 minutos’

Esta iniciativa urbanística ha generado un fuerte debate en los medios de comunicación y las redes sociales, incluyendo algunas teorías de la conspiración. Uno de los principales bulos relacionados con las ciudades de 15 minutos es que este modelo podría ser un plan para encerrar a la población en su barrio. 

Esta teoría surgió en Oxford (Reino Unido), donde el ayuntamiento quiere poner en marcha una serie de restricciones al tráfico de vehículos: a partir de 2024 solo podrán circular autobuses, taxis, peatones y ciclistas por el centro de la ciudad. Los residentes que quieran usar un vehículo particular tendrán un límite de 100 días de circulación al año

La noticia se hizo viral en redes sociales y muchos usuarios atacaron a los políticos al considerar que el objetivo es confinar a los residentes de Oxford en sus barrios. El gobierno local tuvo que compartir un comunicado oficial desmintiendo las informaciones falsas y explicando que la finalidad es reducir los niveles de tráfico y la contaminación.

Otro de los mitos más extendidos tiene que ver con la limitación de la movilidad. Los opositores a este modelo aseguran que las ciudades de 15 minutos son una forma de coartar la libertad de movimiento de la ciudadanía, al prohibir el uso de sus propios coches.

Sin embargo, la realidad es que la libertad de movimiento está garantizada en estas ciudades: los vecinos podrán seguir utilizando sus vehículos, aunque con ciertas restricciones. El objetivo no es eliminar el coche sino limitar su uso para reducir la contaminación en las ciudades, promoviendo otros medios como el transporte público o la bicicleta.

Trabaja la actualidad en el aula

Este artículo incluye materiales didácticos exclusivos para suscriptores. ¡Descubre la actividad que te proponemos hoy!

Acceso para estudiantes / Accés per estudiants
Introduce la contraseña para acceder a los materiales:
Introdueix la contrasenya per accedir als materials:



¿Todavía no estás suscrito a Junior Report?

Suscríbete

Si tú o tu centro educativo estáis suscritos,
introduce el perfil de redes sociales o tu usuario

Últimas noticias

- Contenido patrocinado -