5 marzo 2024
spot_img
5 marzo 2024

¿Quién hay detrás de una exposición fotográfica?

El trabajo en equipo de los profesionales que desarrollan las colecciones y el montaje para promover este arte es parte de la clave del éxito

Del mismo modo que en una película u obra de teatro, la cara visible siempre es la de los actores, en una exposición fotográfica, el principal reclamo es el artista y su obra. Pero si somos conscientes que un largometraje no sería posible sin su director, cámara, productor o tantas otras figuras, en una muestra de arte también hay que tener en cuenta todo el equipo que hay detrás

Una exposición puede llevar hasta cuatro años de trabajo y se trata de una actividad compleja en la que trabajan varios profesionales de distintas disciplinas

Una de las figuras imprescindibles es la del coordinador de exposición que es el interlocutor entre el comisario, los artistas y el diseñador de la muestra. También se encargará de la gestión de los préstamos de las obras y todo lo que implica su transporte. Una vez que se ha inaugurado, el coordinador de exposiciones tiene que estar pendiente de que todo funcione correctamente y supervisar aquellas obras que requieran mantenimiento. 

La selección

El primer paso en la cadena de creación es la selección de proyectos. Es aquí donde el responsable del área de cultura, el de exposiciones y los conservadores establecen qué quieren contar y cómo quieren hacerlo. 

El comisario es el responsable de elaborar el discurso teórico y conceptual de una exposición. Es especialista en la temática de la muestra, conoce las obras que se van a exhibir y es capaz de desarrollar el contenido de la exposición. Se encargará de confeccionar el índice de las obras que se exhibirán e intervendrá en el catálogo de la muestra. Además, participa en la elaboración del guión expositivo y en el diseño con el objetivo de definir los recursos, el ritmo y aquellos elementos que definirán la muestra fotográfica.

La fase que le sigue de cerca es la de la selección de colaboradores, que trabajan mano a mano con el conjunto del equipo: comisario, diseñador de catálogo, diseñador de montaje, elaboración de contenidos, etc. Todos ellos trabajarán para cumplir los objetivos marcados para que la exposición se inaugure el día acordado. 

El montaje

El espacio expositivo se modifica en función de las necesidades de cada proyecto y el diseño de montaje implica levantar nuevas paredes, eliminarlas, crear nuevas salas, etc. Todos estos movimientos se realizan en un espacio polivalente que permitirán al visitante acceder y comprender la obra que está observando. 

Cuando ya se han seleccionado las obras que definirán la exposición, el transporte de estas es primordial. Desde que se descuelga una obra hasta que se devuelve después de estar expuesta en una sala, los especialistas encargados de trasladarlas garantizarán un entorno óptimo. 

A ellos se les suma el correo, la persona que acompaña la obra para supervisar sus movimientos y vela por su correcto estado de conservación. Normalmente, es un restaurador o un conservador que se encarga de verificar que el proceso de desembalaje e instalación se hace de acuerdo a las condiciones acordadas. 

La comunicación

Mientras tanto, el área de marketing y comunicación se encarga de atraer al público. Lo harán junto al equipo de cultura para poder explicar las características diferenciadoras de la exposición y hacerla atractiva y accesible. 

Es importante tener en cuenta la coordinación con otras instituciones para fijar una fecha conveniente. La coordinación de exposiciones velará para llegar a esta fecha establecida y mediar entre todos los departamentos para cumplir el objetivo. 

Departamento educativo

Este departamento se encarga de desarrollar programas y actividades educativas relacionadas con las exposiciones del museo. Su principal objetivo es promover el aprendizaje y la comprensión de las obras de arte, objetos históricos o cualquier tipo de exhibición que el museo presente al público. 

Esto puede incluir visitas guiadas, talleres, conferencias, charlas, actividades interactivas y recursos didácticos. En muchos casos, los museos colaboran con las escuelas para desarrollar programas educativos específicos para estudiantes

La sala de exposiciones

En la sala de exposiciones confluyen todos los profesionales citados anteriormente y allí trabajan de manera coordinada hasta el día de la inauguración. Es el momento en que se abren las puertas y la exposición se da a conocer al público. La gestión de públicos es la que se encargará de coordinar todo lo relativo a los visitantes, ya sean visitas guiadas, talleres, conferencias vinculadas a la muestra u otras actividades. 

Pero, ¿a quién podemos encontrarnos cuando visitamos una exposición? El personal de sala se encarga de la seguridad del espacio y atiende las consultas de los visitantes durante su recorrido. Y son precisamente los visitantes, el público, el motivo por el que se diseñan las exposiciones. Para que las obras sean vistas, valoradas y conocidas. 

Todos estos profesionales serán los encargados de crear una exposición desde que se gesta hasta que se descuelga la última obra. Un trabajo en equipo que pone en valor el arte y todo lo que le rodea. 

Últimas noticias

- Contenido patrocinado -