13 junio 2024
spot_img
13 junio 2024

Se jubila el director del ‘Washington Post’

Martin Baron dirigió algunos de los diarios más prestigiosos de Estados Unidos y tuvo un papel clave en el periodismo de investigación

El periodista Martin Baron ha anunciado que se retira de la dirección del Washington Post, uno de los diarios más prestigiosos de Estados Unidos y referente del periodismo a nivel global.

Baron ha dirigido el Post ocho años durante los cuales el diario ha ganado 10 Premios Pulitzer, los galardones que reconocen los mejores reportajes periodísticos del país.

Entre ellos destacan una serie de artículos basados en las filtraciones de Edward Snowden sobre el espionaje masivo de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA) durante el mandato de Barack Obama, así como la investigación sobre cómo Rusia influyó en las elecciones de Estados Unidos en 2016 y las conexiones entre Donald Trump y algunos funcionarios del gobierno Ruso.

Antes del Washington Post, Baron estuvo al cargo del Boston Globe. Desde allí supervisó el trabajo de Spotlight, un equipo de periodistas que en 2003 destapó una red de abusos sexuales por parte de curas que la Iglesia católica había escondido durante años.

Por eso Baron es considerado una figura clave del periodismo de investigación en Estados Unidos.

El legado del “Post”

El Washington Post es, junto con el New York Times, uno de los diarios históricos de Estados Unidos. Fue fundado en 1877 y, desde entonces, se ha ganado la reputación de diario riguroso y comprometido con su función de servicio público.

Al estar situado en Washington, la capital de Estados Unidos, la sección de política es una de las más potentes del país. 

Además, sus periodistas han destapado varios escándalos políticos como los llamados Papeles del Pentágono, que demostraron que el gobierno estadounidense había manipulado la información para continuar la Guerra de Vietnam a pesar de que una mayoría de la población estaba en contra. 

Probablemente, el reportaje más famoso del Washington Post sea el caso Watergate. Los periodistas Bob Woodward y Carl Bernstein descubrieron que el gobierno había estado realizando una serie de actividades ilegales contra miembros de la oposición y del Partido Demócrata, todo con la aprobación del presidente republicano Richard Nixon. 

La investigación de Woordward y Bernstein acabó forzando la dimisión de Nixon. Es uno de los ejemplos más claros de la función del periodismo al servicio de la ciudadanía y como “vigilante de los poderes políticos”.

El Washington Post perteneció a la familia Graham durante cuatro generaciones, entre 1933 y 2013. Pero durante los últimos años, debido a los cambios de la era digital y la crisis económica, el diario fue perdiendo audiencia e ingresos. 

Finalmente, el diario fue comprado en 2013 por Jeff Bezos, magnate de las telecomunicaciones y dueño de Amazon, quien pagó 250 millones de dólares. Esta inyección de dinero permitió ampliar la redacción y dedicar más recursos al periodismo de investigación.

Sin embargo, para algunas personas, el hecho de que los medios de comunicación acaben en manos de grandes empresas va en contra de la independencia editorial y puede poner en peligro la libertad de prensa.

Las crisis del periodismo

El periodismo ha experimentado varias crisis en los últimos años. A principios del 2000 se produjo la llamada crisis del papel: los grandes diarios, que antes eran un referente informativo, se vieron afectados por la aparición de internet, que cambió radicalmente la forma de acceder a la información.

Por un lado, las redacciones y periodistas tuvieron que cambiar su forma de trabajar, dando más importancia a los contenidos audiovisuales y a las redes sociales para conseguir las fuentes, seguir ruedas de prensa, comunicarse...

Por el otro, los lectores dejaron de comprar diarios impresos ya que los artículos podían leerse “gratis” a través de la web. Coincidiendo con el inicio de la crisis económica de 2008, las audiencias disminuyeron y los ingresos publicitarios, también.

Los diarios perdieron una parte importante de su financiación y eso puso en cuestión el valor de la información. Algunos optaron por las suscripciones de pago para dar valor a sus contenidos, pero no todos los lectores estaban dispuestos a pagar (sobre todo si otras webs tenían la información en abierto).

Además, internet también cambió las reglas del juego: la información se difundía tan rápido que lo más importante era publicar lo antes posible y no tanto elaborar información detallada, precisa y rigurosa

Y apareció el gran debate: ¿merece la pena pagar por contenidos mejores, si se puede acceder a la información de forma gratuita? Lo cierto es que el buen periodismo juega un papel muy importante en el funcionamiento democrático de un país, porque una sociedad bien informada tiene más recursos para defender sus derechos.

Fuentes: Wikipedia, The Washington Post, La Vanguardia

Trabaja la actualidad en el aula    

Este artículo incluye materiales didácticos exclusivos para suscriptores. ¡Descubre la actividad que te proponemos hoy!

Restricted Content
To view this protected content, enter the password below:



¿Todavía no estás suscrito a Junior Report?

Suscríbete

Si tú o tu centro educativo estáis suscritos,
introduce el perfil de redes sociales o tu usuario

Últimas noticias

- Contenido patrocinado -