16 junio 2024
spot_img
16 junio 2024

Un globo espía enfrenta a China y Estados Unidos

El artefacto, de origen chino, sobrevoló el espacio aéreo estadounidense durante varios días hasta que fue abatido por aviones del ejército

Las relaciones diplomáticas entre Estados Unidos y China, dos de las potencias más ricas y poderosas del mundo, están pasando por un momento de crisis debido a un globo aerostático de origen chino que durante tres días ha sobrevolado el cielo norteamericano.

Hace una semana, las autoridades de Estados Unidos alertaron sobre la presencia de un globo aerostático de gran tamaño sobre el estado de Montana, en el noroeste del país. El objeto entró en espacio aéreo estadounidense desde el norte, pasando por Alaska y Canadá, y volando a una altura superior a la de los aviones comerciales.

Estados Unidos temía que pudiera ser un globo espía, un tipo de objeto volador equipado con tecnología de rastreo (cámaras, radares, equipos de comunicación) para recopilar información sobre el terreno a kilómetros de distancia. El Departamento de Defensa advirtió que el globo había sobrevolado “sitios estratégicos” para la seguridad del país, como bases militares y almacenes de armamento nuclear.

Por su parte, el gobierno chino aseguró que se trataba de un globo de “carácter civil” dedicado a recopilar datos meteorológicos y que había viajado de China a Estados Unidos de forma accidental, arrastrado por los fuertes vientos. 

Finalmente, el sábado 4 de febrero, el gobierno de Estados Unidos envió dos aviones de combate para abatir el globo. Ahora se están buscando los restos en el océano para analizarlos y comprobar qué tipo de instrumentos llevaba a bordo y si realmente se trataba de un globo espía destinado a la vigilancia de países enemigos.

Los portavoces de Estados Unidos consideran que se trata de un acto de espionaje, mientras que China insiste en que el globo se desvió por motivos de fuerza mayor y que la decisión de derribarlo ha sido exagerada. No obstante, el ejército estadounidense ha denunciado que otro globo espía chino está sobrevolando América Latina (sin especificar su ubicación).

Las ventajas de un globo espía

El globo espía viajó desde China y cruzó el norte del océano Pacífico, entró en territorio estadounidense por Alaska, después pasó a Canadá y volvió a entrar en Estados Unidos por Montana. Ha recorrido gran parte del país hasta llegar a Carolina del Sur, en la costa este, donde fue abatido sobre el océano Atlántico para evitar daños sobre personas o bienes materiales.

Imagen del recorrido hecho por el globo chino. (M. Bitton / Wikipedia)

Los globos meteorológicos pueden llegar a volar a 45 kilómetros de altura, pero en este caso se mantuvo a unos 20 kilómetros sobre la superficie terrestre (por encima de los aviones comerciales, que vuelan entre 10.000 y 12.000 kilómetros de altura). Aunque parezca mucha altura, a esta distancia pueden captar imágenes con gran detalle gracias a las cámaras de alta precisión.

La mayoría llevan incorporados unos paneles solares para alimentar las baterías de los instrumentos de medición. También suelen tener poco metal en su estructura, lo que los hace más difíciles de detectar por los radares.

Además, los globos aerostáticos se desplazan a un ritmo más lento que los satélites espaciales, que están a 150 kilómetros de la superficie y recorren la órbita terrestre a gran velocidad (hasta 7-8 kilómetros por segundo). De este modo, pueden recopilar más información de una zona concreta.

Los satélites son la principal herramienta de espionaje aéreo entre países, ya que están equipados con la última tecnología (sensores, cámaras, radares) y permiten obtener imágenes precisas de la Tierra a pesar de estar fuera de la atmósfera. Aun así, también son mucho más caros de producir y de lanzar en órbita.

Consecuencias diplomáticas

El incidente con el globo espía ha tenido consecuencias en las relaciones políticas entre ambos países. El secretario de Estado norteamericano, Antony Blinken, tenía previsto realizar esta semana una visita oficial a China pero finalmente la ha anulado como forma de protesta

Era la primera vez que un alto representante del gobierno estadounidense visitaba el país asiático desde 2018, por lo que este encuentro tenía un significado especial y debía representar un acercamiento entre los dos países, que están enfrentados por motivos políticos y económicos.

Por un lado, Estados Unidos y China representan dos modelos ideológicos muy distintos. A nivel económico, Estados Unidos sigue un modelo capitalista en el que el gobierno apuesta por las empresas privadas para promover la economía. Por su parte, en China rige un sistema comunista donde el gobierno mantiene un fuerte control sobre la economía y el Estado es propietario de las principales fábricas y empresas.

El modelo comunista chino también determina el funcionamiento de la política y la sociedad. El Partido Comunista Chino es el único partido autorizado y controla el poder legislativo, ejecutivo y judicial. Las autoridades mantienen una fuerte censura sobre los medios de comunicación, internet y las redes sociales, para evitar cualquier crítica contra el gobierno de Xi Jinping, que a finales de 2022 renovó su mandato por tercera vez consecutiva.

China es también la principal potencia económica del mundo, un puesto que durante muchos años ocupó Estados Unidos. La competición entre ambos países ya no es solo por ser el país más rico del mundo, sino por extender su influencia y encontrar países aliados con los que establecer relaciones comerciales, políticas e incluso militares.

Trabaja la actualidad en el aula

Este artículo incluye materiales didácticos exclusivos para suscriptores. ¡Descubre la actividad que te proponemos hoy!

Restricted Content
To view this protected content, enter the password below:



¿Todavía no estás suscrito a Junior Report?

Suscríbete

Si tú o tu centro educativo estáis suscritos,
introduce el perfil de redes sociales o tu usuario

Últimas noticias

- Contenido patrocinado -