16 junio 2024
spot_img
16 junio 2024

Uniendo mentes y tinta: el viaje de Calasparra a Mula para el encuentro de periódicos de RED Report

Tomás Cano de la revista Piñero Report. Este artículo ha sido elaborado por un equipo de estudiantes con la colaboración de periodistas de Junior Report.

No hay un adiós sin un hola y si bien es cierto que no siempre es así, nuestra historia con el Ribera Report no es una excepción.

Todo se remonta a septiembre del año 2022, cuando nuestro centro decidió unirse a este proyecto del cual casi ningún centro de la Región era partícipe. Casi ninguno porque solo, junto a nuestro centro, el IES Ribera de los Molinos forma parte de él. Desde que empezó el proyecto, hemos trabajado para llenar la revista con nuestros propios contenidos. A la misma vez, nuestros profesores de lengua nos comentaron la existencia de un centro que también está dentro de esta red de centros e incluso llegaron a mencionar la posibilidad de visitarlo con el objetivo de realizar unas jornadas de convivencia -posibilidad que entre todos los compañeros y compañeras veíamos remota-. Para nuestra sorpresa, el pasado 17 de febrero se nos comunica que tenemos prevista la visita a este centro para el 24 del mismo mes, visita que todas nosotras esperamos como “agua de mayo”.  

Si bien es cierto que el viaje empezó y terminó de una forma peculiar -los que íbamos en la última fila del autobús lo sabemos- el recibimiento por parte de los profesores y del alumnado fue muy caluroso. Nada más entrar pudimos ver la disposición de este centro, construido en una “pendiente” y dividido en diferentes pabellones. Una vez dentro, caminamos con dirección al salón de actos donde nos esperaban todos los alumnos de 1º de bachillerato y otros más de diferentes cursos. Ya dentro, se nos volvió a dar la bienvenida por parte de María, la profesora encargada del proyecto, y por la directora del centro. Seguidamente, su profesora nos explicó la manera de organización que estaban llevando con su revista, nos presentó a varios alumnos y alumnas cuyos trabajos eran impresionantes, ya no tan solo por la calidad sino por las edades de los redactores. Una vez acabada su exposición, era nuestro turno. Nuestro profesor Tomás trató de explicar el funcionamiento de nuestra redacción, y, para ilustrarlo, nuestras compañeras Lidia y Yassmine, y nuestro compañero Juan, se atrevieron a coger el micrófono para contar sus experiencias y trabajos realizados.

Una vez que acabamos con las presentaciones, hicimos un breve descanso en el que pudimos visitar la cantina del centro, degustar un “dulce” típico muleño e incluso explorar los pasillos del instituto. Transcurridos veinte minutos -o quizá más-, salimos del instituto con dirección a un antiguo convento franciscano en el que se encuentra la oficina de turismo del pueblo.

Una vez allí, la encargada de realizar las visitas guiadas por el pueblo tomó la iniciativa y nos hizo una visita por todo el centro histórico. Pudimos ver palacios extravagantes, iglesias, alguna que otra torre del reloj solitaria, ermitas, un castillo con una historia cuanto menos perturbadora, un convento histórico, así como cuestas interminables a nuestros ojos. De la misma forma, algunos de nosotros tuvimos la oportunidad de encontrarnos con viejos rivales de deporte e incluso pudimos mantener alguna que otra conversación con ellos.

La jornada finalizó cuando llegamos al instituto de la vuelta turística – aun cuando nadie se quería ir-. No hubo una despedida como tal y realmente no la habrá, este solo ha sido el inicio de un seguro que muy provechoso y exitoso “hermanamiento de periódicos”. Ahora solo queda esperar la próxima visita con ilusión.

Últimas noticias

- Contenido patrocinado -