19 abril 2024
spot_img
19 abril 2024

Agua: nuestro recurso más preciado

La escasez de agua es un problema global que afecta a todas las regiones del mundo y tiene graves repercusiones en la vida de las personas

¿Sabías que a la Tierra se le conoce como el "planeta azul"? Si la miramos desde el espacio, el color de sus océanos es el predominante. Esto se debe a que el agua cubre más del 70% de la superficie terrestre

El agua es un recurso esencial para la vida en nuestro planeta. Es fundamental para la hidratación y la higiene personal de los humanos, la producción de alimentos, las fábricas… También es vital para mantener la biodiversidad. Los ecosistemas acuáticos, como ríos, lagos, humedales y océanos, son hogar de una gran diversidad de animales y plantas.

Sin embargo, este recurso único en el mundo se ha convertido en un bien muy preciado. La actividad humana, la contaminación y un consumo poco sostenible han hecho que el agua no llegue a todas las personas del mundo de la misma manera. 

Este problema se conoce como escasez de agua. Hace referencia a la falta de acceso físico al agua, pero también a la falta de acceso a agua de calidad suficiente para satisfacer las necesidades básicas de la vida diaria.

Consciente de la importancia de este recurso hídrico, la Asamblea General de las Naciones Unidas estableció el 22 de marzo como el Día Mundial del Agua. Esta jornada sirve para concienciar sobre su importancia para el bienestar no solo de las personas, sino de nuestro planeta en general.

Sequía y cambio climático

El agua no es un recurso ilimitado. Aunque la Tierra está cubierta en su mayor parte por este líquido, el agua dulce, que es esencial para la vida humana y la mayoría de las actividades terrestres, representa solo alrededor del 3% del total.

Que haya agua o no disponible para nuestro consumo y nuestras actividades depende de las precipitaciones y de las reservas que se acumulan en ríos, lagos y glaciares, y también en construcciones artificiales como embalses y pantanos. Sin embargo, con el cambio climático, la disponibilidad de agua en estos espacios se está reduciendo. 

Este fenómeno global está alterando los patrones de precipitación. Esto quiere decir que la cantidad, intensidad, distribución y periodicidad de la lluvia están sufriendo cambios significativos como consecuencia del cambio climático. 

Por ejemplo, algunas regiones pueden experimentar una disminución en la cantidad total de lluvia durante un año, lo que lleva a sequías más prolongadas. Otros lugares pueden enfrentar lluvias más intensas en un corto período de tiempo, lo que conlleva un mayor riesgo de inundaciones y erosión del suelo

En otros espacios, el aumento de las temperaturas globales está causando el derretimiento de glaciares y casquetes polares. Esto contribuye al aumento del nivel del mar y puede afectar a la disponibilidad de agua dulce en áreas donde los glaciares son una importante fuente de agua, como en algunas regiones montañosas.

Vivir sin agua potable

Estamos acostumbrados a abrir el grifo y tener agua corriente en nuestra casa, en nuestro centro, en el gimnasio, en los restaurantes… Sin embargo, millones de personas alrededor del mundo no tienen acceso a agua potable, es decir, aquella que es segura y apta para el consumo humano.

Alrededor de 2.000 millones de personas no tienen acceso a servicios de agua potable gestionados de manera segura, 3.600 millones no cuentan con servicios de saneamiento seguros y 2.300 millones carecen de instalaciones básicas para lavarse las manos, según datos del Banco Mundial. 

Este problema afecta especialmente a los colectivos más vulnerables (refugiados, mujeres, niños…), que suelen ser discriminados cuando intentan conseguir agua potable. El impacto es muy negativo para su salud: beber agua contaminada aumenta el riesgo de padecer enfermedades como el cólera, la disentería o la fiebre tifoidea, entre otras.

Cerca de 1.000 niños mueren todos los días a causa de enfermedades diarreicas asociadas con agua contaminada, según datos de Unicef.
Por ese motivo, el ODS6 de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, una de las principales iniciativas de las Naciones Unidas, está dedicado al agua limpia y saneamiento. El objetivo es garantizar que todas las personas tengan acceso al agua, que es un derecho universal.

Este artículo incluye materiales didácticos exclusivos para suscriptores. ¡Descubre la actividad que te proponemos hoy!

Restricted Content
To view this protected content, enter the password below:



¿Todavía no estás suscrito a Junior Report?

Suscríbete

Si tú o tu centro educativo estáis suscritos,
introduce el perfil de redes sociales o tu usuario

Últimas noticias

- Contenido patrocinado -