13 junio 2024
spot_img
13 junio 2024

BBVA insiste en hacerse con el Banco Sabadell

El consejo de administración de BBVA ha lanzado una opa hostil, una operación que si saliera adelante aumentaría la concentración bancaria en España

Dos de los bancos más grandes de España ocupan las portadas de los medios de comunicación. BBVA quiere hacerse con el control del Banco Sabadell. El banco vasco no desiste en su intento de compra del Sabadell a pesar de la oposición de la entidad catalana, que la semana pasada rechazó la oferta de compra amistosa planteada por BBVA. 

El Sabadell explicó entonces que la propuesta para fusionar ambas entidades bancarias era insuficiente. Según el banco catalán, la oferta infravaloraba el valor del banco y sus perspectivas de crecimiento como entidad independiente, y tendría consecuencias negativas para el empleo de sus trabajadores.

Pese a la oposición, BBVA sigue insistiendo en la fusión y ahora su consejo de administración ha lanzado una opa hostil. Una opa (oferta pública de adquisición) se produce cuando una empresa quiere comprar a otra y, para hacerlo, ofrece a todos los accionistas de dicha empresa la compra de sus acciones a un precio que suele ser superior al del mercado para incentivar que acepten. 

En el contexto de un banco, los accionistas son aquellos que han invertido en la entidad bancaria al comprar acciones de la misma. Cuando una persona adquiere acciones de un banco, posee una parte proporcional de la propiedad de la empresa.

Las opas pueden ser amistosas, cuando hay acuerdo previo entre las partes, u hostiles, si no existe este pacto previo. En el caso de la operación lanzada por BBVA, se habla de opa hostil porque es una oferta que no cuenta con el visto bueno de la dirección del Sabadell

De momento, los accionistas del Sabadell no se han pronunciado y la operación puede tardar varios meses en cerrarse.

Concentración bancaria

Si se llevara a cabo la fusión de las dos entidades, BBVA-Sabadell se convertiría en el segundo banco más grande de España y el tercero de Europa. Además, el mercado bancario en España se concentraría únicamente en tres grandes entidades: Santander, CaixaBank y el nuevo conglomerado. 

La concentración en el sector bancario no es algo nuevo. Esta se disparó tras el estallido de la gran crisis financiera que empezó en 2008, a medida que el número de entidades bancarias relevantes se redujeron de 50 a 10 como consecuencia de las nacionalizaciones y fusiones.

Este tipo de fusiones tiene consecuencias a distintos niveles. Por un lado, supone la destrucción de puestos de trabajo y el despido de personal. Por otro, hay una reducción de la competencia en el mercado. Menos opciones para los consumidores pueden llevar a una reducción en la calidad de los servicios ofrecidos y a un aumento de las tarifas y comisiones

Además, aumenta el riesgo de la exclusión financiera en determinadas zonas de España: pueblos y ciudades tendrán menos cajeros automáticos y sedes si hay menos entidades bancarias disponibles. 

En muchas ocasiones, las fusiones de entidades bancarias no tienen en cuenta el impacto que estas operaciones pueden tener en los ciudadanos y las pequeñas empresas, sino que piensan principalmente en generar un negocio con más poder y menos costes.  

Qué es y cómo funciona un banco

En la actualidad, existen diferentes tipos de entidades financieras. Una de las más conocidas es la banca para particulares, que aglutina a todos los bancos convencionales. Sabadell, BBVA, Santander, Caixabank o ING son algunos de ellos. Estos se dedican a captar dinero y prestar ese dinero a otras personas o entidades, cobrando por ello un tipo de interés

De esta manera, cuando ingresas dinero en el banco, este no se queda ahí. La entidad financiera lo invierte en otras empresas o personas que lo necesitan cobrándoles un interés, es decir, un dinero extra. Esto permite a los bancos ser rentables económicamente y obtener beneficios.

Entre otras muchas funciones, el banco permite pedir un préstamo. El prestatario (persona que solicita el préstamo) está obligado a devolver el dinero a la entidad bancaria junto con los intereses acordados dentro de un período específico

Este préstamo puede tener forma de hipoteca, que es aquel que se utiliza para comprar una propiedad inmobiliaria, como una casa o un terreno para construir. Pero también hay préstamos personales para pagar un coche o financiar los costos educativos que suponen ir a la universidad, por ejemplo.

Pero ¿de dónde sacan los bancos el dinero para estos préstamos? Principalmente, de los fondos que depositan los ahorradores. Los clientes depositan sus ahorros en su banco de confianza, este se queda con una parte a modo de reserva, pero una parte de ese dinero lo utiliza para ofrecer préstamos a otros clientes. 

Además de los ahorradores, los bancos también pueden conseguir dinero del capital aportado por los accionistas y de los préstamos interbancarios (dinero que se prestan entre entidades bancarias).

Este artículo incluye materiales didácticos exclusivos para suscriptores. ¡Descubre la actividad que te proponemos hoy!

Restricted Content
To view this protected content, enter the password below:



¿Todavía no estás suscrito a Junior Report?

Suscríbete

Si tú o tu centro educativo estáis suscritos,
introduce el perfil de redes sociales o tu usuario

Últimas noticias

- Contenido patrocinado -