5 marzo 2024
spot_img
5 marzo 2024

Evitar un genocidio en Gaza

La Corte Internacional de Justicia (CIJ), máximo tribunal de la ONU, ordena a Israel tomar medidas efectivas para impedir la matanza de más civiles

La guerra entre Israel y Hamás en Gaza continúa. Cuatro meses después de su estallido, los organismos internacionales y países ajenos al conflicto tratan de mediar y poner fin a la violencia

El último de los países implicados ha sido Sudáfrica, que a finales de diciembre denunicó a Israel ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ) por haber cometido un genocidio en Gaza tras la invasión de la Franja. En Gaza, al menos 26.400 personas han muerto desde el inicio de la guerra y 65.000 han resultado heridas, según los últimos datos.

La CIJ es el principal órgano judicial de las Naciones Unidas (ONU), cuyo objetivo es resolver disputas legales entre estados. Por eso, el objetivo de Sudáfrica al hacer la denuncia era que este organismo ordenara a Israel tomar medidas cautelares urgentes para proteger a los palestinos

Un mes después de tal petición, los jueces de la CIJ han respondido y solicitan a Israel que tome todas las medidas posibles para evitar un genocidio en Gaza. Un genocidio son aquellos actos perpetrado con la intención de destruir a un grupo grupo étnico, racial o religioso. En este caso, los palestinos

En concreto, lo que ordena el tribunal es que Israel debe garantizar que su ejército no cometa ningún acto genocida y tomar medidas para garantizar el acceso humanitario. Además, la Corte Internacional pide al gobierno de Netanyahu un informe en el que recopilen todas las medidas que van a adoptar para cumplir con la orden de los jueces

Las organizaciones de derechos humanos como Amnistía Internacional consideran que la decisión de la CIJ es un avance que podría ayudar a proteger a la población palestina que vive en la Franja. Sin embargo, también critican que las medidas no vayan un paso más allá. 

Sudáfrica reclamaba que el Estado de Israel suspendiera inmediatamente sus operaciones militares en Gaza. Es decir, un alto el fuego: detener la violencia y abrir un espacio para la negociación y el diálogo con la esperanza de llegar a una solución pacífica y duradera al conflicto. Sin embargo, la Corte Internacional no ha hecho referencia directa a esta petición. 

Más de 100 días en guerra

El 14 de enero se cumplieron 100 días de la guerra entre Israel y Hamás. El conflicto comenzó el pasado 7 de octubre, cuando el grupo militante islamista que controla Gaza  (territorio que pertenece a Palestina) perpetró un ataque sorpresa a Israel. Como respuesta, el ejército israelí comenzó una oleada de ataques contra la franja de Gaza que continúa hoy. 

Según los últimos datos del Ministerio de Sanidad de la Franja, al menos 26.400 personas han muerto en Gaza desde el inicio de la guerra y 65.000 han resultado heridas. En el ataque del 7 de octubre, Hamás acabó con la vida de al menos 1.200 personas en territorio israelí y secuestró a otras 240, de las cuales se calcula que casi la mitad siguen retenidas. 

Como consecuencia de los ataques, la mayor parte de la población de Gaza (de 2,2 millones de personas) está desplazada internamente. La situación ha desencadenado una catástrofe humanitaria que ha extendido la inseguridad y la desnutrición por todo el territorio: según las estimaciones de la ONU, la mitad de la población corre riesgo de morir de hambre.

A medida que se incrementa el número de muertos en Gaza y la situación humanitaria empeora, los llamamientos internacionales para un alto el fuego no paran de aumentar. El pasado fin de semana, los jefes de la inteligencia de Israel, Estados Unidos y Egipto se reunieron en París para impulsar las negociaciones para una tregua en la Franja. 

Intervención de la ONU

La Corte Internacional de Justicia (CIJ) es el máximo tribunal de las Naciones Unidas. Con sede en La Haya (Países Bajos), fue establecida en 1945 con la creación de la ONU y comenzó a funcionar en 1946. 

Su papel es resolver disputas legales entre países y emitir opiniones sobre cuestiones legales que pidan directamente la Asamblea General, el Consejo de Seguridad u otros órganos de la ONU. Estas disputas pueden abordar una amplia gama de cuestiones, como fronteras, derechos marítimos y genocidio, entre otras.

Cuando un país presenta una denuncia ante la CIJ, está buscando una resolución legal a través de este organismo. Es lo que ha ocurrido con la petición de Sudáfrica en relación a los ataques contra Gaza. 

No es la primera vez en la historia reciente que este organismo interviene en un conflicto internacional. En marzo de 2022, la Corte Internacional de Justicia exigió a Rusia detener de forma inmediata la guerra en Ucrania como respuesta a una demanda que presentó el gobierno de Kiev ante este tribunal.

Trabaja la actualidad en el aula

Este artículo incluye materiales didácticos exclusivos para suscriptores. ¡Descubre la actividad que te proponemos hoy!

Acceso para estudiantes / Accés per estudiants
Introduce la contraseña para acceder a los materiales:
Introdueix la contrasenya per accedir als materials:



¿Todavía no estás suscrito a Junior Report?

Suscríbete

Si tú o tu centro educativo estáis suscritos,
introduce el perfil de redes sociales o tu usuario

Últimas noticias

- Contenido patrocinado -