15 julio 2024
spot_img
15 julio 2024

Julian Assange queda en libertad

El fundador de WikiLeaks ha llegado a un acuerdo con Estados Unidos en el que se declara culpable de violar la Ley de Espionaje

El portal WikiLeaks ha anunciado en sus redes sociales que su fundador Julian Assange salió de la prisión británica en la que llevaba recluido 1901 días y abandonó Reino Unido con el objetivo de llegar a Australia, su país de origen, a principios de esta semana. 

El activista ha quedado en libertad después de llegar a un acuerdo con el Departamento de Justicia de Estados Unidos. Assange ha acordado declararse culpable de un delito de conspiración para obtener y revelar información de Defensa Nacional, un cargo que supone la violación de la Ley de Espionaje de EE.UU.

El pacto con la Justicia estadounidense le otorga ahora la libertad a cambio de una sentencia de cinco años, que equivale al tiempo que ya ha pasado en prisión en Reino Unido, por lo que se prevé que no vuelva a ser encarcelado

En 2010, WikiLeaks publicó una de las mayores filtraciones de información clasificada en la historia de Estados Unidos, que reveló secretos de las guerras de Irak y Afganistán, entre otros. Estados Unidos lo acusó de hasta 18 delitos por violar la Ley de Espionaje y revelar secretos de Estado que ponían en peligro la seguridad del país

En paralelo a la publicación de aquellos documentos, la Fiscalía de Suecia emitió una orden de arresto contra Assange, acusado de violación y abusos; unos cargos que el activista negó haber cometido. Ante esta situación, en 2012 decidió refugiarse en la embajada de Ecuador en Londres y solicitar el asilo político

Assange vivió allí durante casi 7 años, sin poder salir del edificio por si lo arrestaban. No obstante, en 2019, el gobierno ecuatoriano decidió retirarle el asilo y permitió a la policía británica entrar en la embajada para detener al periodista. Hasta ahora, Julian Assange estaba en prisión pendiente de conocer la decisión de la justicia.

El origen de WikiLeaks

WikiLeaks es una organización sin ánimo de lucro, fundada en 2006 por el activista australiano Julian Assange y que publica documentos filtrados por fuentes anónimas. El objetivo de la organización es desvelar información oficial pero secreta que se considera de interés público.

La web consiguió su máxima popularidad en 2010, cuando filtró material clasificado del ejército estadounidense sobre las guerras de Afganistán e Irak. Entre las filtraciones, WikiLeaks publicó un vídeo donde se veía a soldados estadounidenses disparando contra civiles en Bagdad.

Ese mismo año, WikiLeaks publicó lo que se conoce como Cablegate: más de 250.000 documentos secretos sobre las comunicaciones entre el gobierno estadounidense y sus embajadas. Esta filtración reveló secretos políticos de varios países y su contenido fue difundido por medios de comunicación de todo el mundo.

Esta revelación convirtió al fundador de WikiLeaks en el objetivo de muchos países, especialmente Estados Unidos, que le acusó de revelar secretos de Estado que ponían en peligro la seguridad nacional. Desde entonces, el activista ha tenido que hacer frente a varias acusaciones por parte del gobierno estadounidense, que quería que Assange fuera juzgado en el país.

¿Interés público o peligro nacional?

La labor de WikiLeaks ha sido objeto de intenso debate desde que la organización comenzó a revelar información secreta, reflejando las complejidades y dilemas éticos de la era de la información. Por un lado, los críticos acusan a la organización de Assange de poner en peligro la seguridad nacional y la vida de individuos al publicar información sensible

Por otro lado, muchos argumentan que las filtraciones de estos documentos promueven la transparencia. Defienden que la sociedad tiene derecho a saber lo que sus gobiernos y corporaciones están haciendo en su nombre, que en muchos casos son violaciones de derechos humanos, casos de corrupción y malas prácticas.

Al proporcionar acceso a información confidencial, WikiLeaks permite que los ciudadanos estén mejor informados y puedan participar de manera más efectiva en los procesos democráticos. Además, al exponer las desigualdades y abusos de poder, las filtraciones se convierten en una herramienta para promover la justicia social.

Este artículo incluye materiales didácticos exclusivos para suscriptores. ¡Descubre la actividad que te proponemos hoy!

Restricted Content
To view this protected content, enter the password below:



¿Todavía no estás suscrito a Junior Report?

Suscríbete

Si tú o tu centro educativo estáis suscritos,
introduce el perfil de redes sociales o tu usuario

Últimas noticias

- Contenido patrocinado -