4 diciembre 2022
spot_img
4 diciembre 2022
spot_img

La guerra y el invierno amenazan Ucrania

La llegada del frío y los ataques rusos a la infraestructura energética podrían obligar a evacuar Kyiv, la capital ucraniana

La guerra en Ucrania continúa y la capital del país, Kyiv, vuelve a ser objeto de los ataques por parte del ejército ruso. Hace un mes que Rusia retomó los ataques contra la capital ucraniana, atacando tanto objetivos civiles como puntos estratégicos para la comunicación y el funcionamiento de la ciudad.

Los drones lanzados por el ejército ruso están afectando intencionadamente la infraestructura energética de la ciudad, que tiene cerca de 3 millones de habitantes. Como consecuencia, la población está sufriendo cortes de luz, agua y calefacción, justamente cuando se acercan los meses más fríos del año. 

Las autoridades ucranianas calculan que Rusia ha destruido el 40% de las centrales eléctricas del país. Ante esta situación, el gobierno local de Kyiv está preparando 1.000 refugios con calefacción repartidos por toda la ciudad para proteger a los civiles de las bombas, pero también del frío invernal que alcanza temperaturas bajo cero.

No obstante, si se produjera un apagón masivo debido a los ataques, las autoridades se están planteando una medida extrema: evacuar a toda la ciudad, según una información publicada por el diario The New York Times

El 24 de noviembre se cumplirán 9 meses del comienzo de la guerra en Ucrania, un conflicto iniciado por Rusia para hacerse con parte del territorio de Ucrania. Cerca de 8 millones de ucranianos se han visto obligados a huir del país para buscar refugio en otros países europeos, mientras que 6,2 millones de desplazados internos han tenido que abandonar su hogar y desplazarse a otras ciudades ucranianas.

Los ataques rusos han causado una gran destrucción por todo el país, especialmente en la parte este, que es la más cercana a la frontera con Rusia, y la costa sur de Ucrania, que el gobierno ruso quiere ocupar para tener el control sobre la navegación y el transporte de mercancías por el Mar Negro. 

El coste de la guerra

Como todos los conflictos, la guerra en Ucrania ha provocado numerosas víctimas mortales. Tanto el gobierno ruso como el ucraniano suelen reservarse las cifras reales de soldados abatidos para esconder hasta qué punto les afecta la guerra. Según los últimos datos de las Naciones Unidas, más de 6.400 civiles han muerto como consecuencia de los combates y hay 9.865 heridos.

Además de la pérdida de vidas y de los efectos sobre la salud física y mental, las guerras también tienen un gran coste económico. Por un lado está la destrucción causada por los bombardeos y los ataques: se han destruido edificios de viviendas, escuelas, hospitales, puentes, carreteras, redes ferroviarias… Las tareas de reconstrucción costarán decenas de miles de millones

La Unión Europea, que desde el inicio del conflicto se ha posicionado a favor de Ucrania, ha anunciado que financiará la reconstrucción con 18.000 millones de euros a lo largo de 2023. Estas ayudas económicas se prestarán sin intereses y a largo plazo. Este dinero debe servir para que el país pueda seguir funcionando: pagar sueldos de funcionarios, garantizar el suministro energético, mantener el funcionamiento de escuelas y hospitales, abastecer a la población con productos de primera necesidad… 

Al mismo tiempo, la Unión Europea y otros países, como Estados Unidos o el Reino Unido, han emitido sanciones económicas contra Rusia. Atacar la economía de un país también es una forma de influir en la guerra, ya que si no hay ingresos tampoco puede invertirse en armamento o en el ejército, además de aumentar el malestar de la población.

Por su parte, Estados Unidos ha pedido al presidente de Ucrania, Vladímir Zelenski, que se abra a negociar el fin de la guerra con Rusia. El gobierno estadounidense ha apoyado a Ucrania desde el inicio de la guerra y ha aportado millones de dólares en armamento para combatir al ejército ruso. 

No obstante, las consecuencias económicas de la guerra empiezan a notarse en todo el mundo: inflación, subida generalizada de los precios, falta de materias primas y alimentos… Por eso, muchos países que antes apoyaban a Ucrania en el conflicto ahora presionan para conseguir la paz.

‘Dashcam’: la guerra en primera persona

La guerra de Ucrania ha acaparado el foco mediático desde el principio. Corresponsales y periodistas de todo el mundo se desplazaron a Ucrania a finales de febrero, cuando Rusia inició la invasión, para explicar la guerra en directo.

Internet y las redes sociales han aumentado todavía más la cobertura mediática de la guerra: cualquier usuario de Twitter, Instagram o WhatsApp podía captar los ataques y difundirlos de forma inmediata a millones de usuarios, mostrando su propio testimonio del conflicto. 

En Ucrania, algunos soldados se han convertido también en narradores del conflicto. Llevan encima una dashcam, un tipo de cámara que puede engancharse al casco para mostrar los combates en primera persona: las bombas cayendo a tan solo unos metros, los compañeros avanzando sobre el terreno, un soldado caído en combate… La dureza y crueldad de la guerra grabadas en tiempo real y con personajes reales

Trabaja la actualidad en el aula

Este artículo incluye materiales didácticos exclusivos para suscriptores. ¡Descubre la actividad que te proponemos hoy!

Acceso para estudiantes / Accés per estudiants
Introduce la contraseña para acceder a los materiales:
Introdueix la contrasenya per accedir als materials:



¿Todavía no estás suscrito a Junior Report?

Suscríbete

Si tú o tu centro educativo estáis suscritos,
introduce el perfil de redes sociales o tu usuario

Últimas noticias

- Contenido patrocinado -spot_img