15 julio 2024
spot_img
15 julio 2024

San Fermín, una fiesta centenaria

La ciudad de Pamplona celebra cada año entre el 6 y el 14 de julio su fiesta tradicional

Arrancan las Fiestas de San Fermín en Pamplona. Esta celebración tradicional tiene lugar cada año del 6 al 14 de julio y es una de las festividades más populares en España. En la actualidad, los sanfermines son considerados una Fiesta de Interés Turístico Internacional que atrae a miles de personas de todo el mundo.

La fiesta comienza con el “chupinazo”, que es el disparo de un cohete que se lanza desde el balcón del Ayuntamiento. Este acto se realiza a las 12 de la mañana del 6 de julio y marca el inicio de los sanfermines. El “chupinazo” es una costumbre relativamente moderna que data de 1941, aunque las Fiestas de San Fermín tienen cientos de años de historia.

Se cree que los sanfermines tienen sus orígenes en la edad media y en un primer momento era una celebración religiosa dedicada a San Fermín, el santo patrón de la ciudad de Pamplona. Sin embargo, desde 1950 y de forma paulatina, los sanfermines han ido perdiendo su componente religioso.

El evento más emblemático y popular de las Fiestas de San Fermín es el encierro, conocido como “la carrera de los toros”. Cada día a las 8 de la mañana, seis toros son liberados en las calles de Pamplona y corren junto a los participantes, conocidos como «mozos», hasta llegar a la plaza de toros

En estas fiestas también son muy populares las «peñas«, que hacen referencia a los grupos de amigos que se reúnen para celebrar y disfrutar juntos de San Fermín. Las peñas organizan comidas y actividades durante todo el período de las fiestas.

El debate de los toros

En los últimos años, las Fiestas de San Fermín han sido objeto de controversia debido a la participación de los toros en las diferentes actividades. La población se ha dividido entre aquellos que defienden los encierros y la utilización de toros para la fiesta, y aquellos que creen que esto es una forma de maltratar al animal.

Los defensores de las corridas de toros y los encierros argumentan que estas tradiciones forman parte del patrimonio cultural y artístico de España. Además, creen que las carreras de toros son el gran emblema de esta festividad y la parte que más interesa a los turistas tanto nacionales como internacionales.

Por otro lado, están aquellos que argumentan que estas prácticas son crueles y constituyen una forma de maltrato animal. Estas personas sostienen que los toros sufren estrés, dolor y violencia durante los encierros y que esto no puede justificarse en nombre de una tradición.

Este debate ha llevado a movilizaciones y protestas en contra de los toros en San Fermín con el objetivo de eliminar esta práctica. Sin embargo, a día de hoy los encierros siguen siendo el evento más conocido de estas fiestas y las carreras son televisadas cada día en las principales cadenas españolas.

Aún así, es importante recordar que las Fiestas de San Fermín no son solo los toros. Durante esta semana se celebran multitud de actividades y eventos para todo tipo de público. Desfiles, música, bailes folclóricos, conciertos, competiciones deportivas… Todo ello contribuye a crear una atmósfera de festividad en la ciudad.

Rojo y blanco en el vestuario

Durante las fiestas de San Fermín, las calles de Pamplona se tiñen de rojo y blanco, que son los dos colores principales que representan y marcan esta tradición. Esta combinación rojiblanca se ha convertido en una seña de identidad de la ciudad en el mes de julio.

El color blanco está presente en el traje típico, que está compuesto de una camisa y un pantalón de este color. Se dice que el uso del blanco como vestimenta es una tradición que se remonta a años atrás, aunque no hay una sola teoría que explique porqué se eligió este color.

Algunos creen que fueron los miembros de la Peña La Veleta, creada en 1931, los pioneros en usar el blanco. Otros apuntan a que los precursores de este color fueron los joteros y jugadores de pelota vasca de los años 30.

Por su parte, el color rojo se usa en la faja y el pañuelo. Este «pañuelico» (como se conoce en la zona) es el mayor símbolo de estas fiestas: se lleva atado al cuello desde el Chupinazo hasta la medianoche del día 14 de julio. Según cuenta la leyenda, el pañuelo comenzó a usarse en honor al patrón de Navarra, San Fermín, que fue decapitado en Amiens (Francia).

El último día de los sanfermines, la gente vuelve a reunirse en la plaza del Ayuntamiento, donde a las 12 de la noche del 14 de julio, suena el Pobre de mí. Se trata de la canción típica de estas fiestas que se canta con el pañuelo todavía anudado al cuello y portando una vela encendida en la mano.

Durante este mes de julio, Junior Report ofrecerá materiales didácticos semanalmente. Puedes suscribirte a nuestra newsletter para seguir la actualidad durante el verano.

Últimas noticias

- Contenido patrocinado -