13 junio 2024
spot_img
13 junio 2024

Todos contra el ‘bullying’

Niños y niñas de todo el mundo se enfrentan a la violencia y el acoso en la escuela, lo que repercute en su salud, bienestar y educación

Aunque se supone que las escuelas son entornos seguros y de apoyo para los estudiantes, los datos demuestran que no siempre es así: cada año, mil millones de niños en todo el mundo deben hacer frente a la violencia en las escuelas, según los últimos datos de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO). 

El acoso escolar, también conocido como bullying, es un comportamiento agresivo que ocurre entre estudiantes en un entorno escolar. Se caracteriza por un desequilibrio de poder, donde un individuo o un grupo ejerce su poder sobre otro de forma persistente, ya sea física o psicológicamente.

Las agresiones físicas o verbales, la exclusión social, difundir rumores o difamaciones e incluso el acoso sexual son algunas de las formas más habituales de acoso escolar. 

Además, el auge de las nuevas tecnologías ha dado lugar a nuevas formas de abuso en Internet. Es lo que se conoce como ciberbullying o ciberacoso, un problema que va en aumento y que puede adoptar diferentes formas: desde mensajes de odio a través de redes sociales, hasta el envío de fotografías entre estudiantes con el objetivo de ridiculizar a otro compañero.

Según la UNESCO, uno de cada tres alumnos entre 11 y 15 años sufre acoso en la escuela al menos una vez al mes.

Con la finalidad de reforzar la tolerancia cero al bullying, cada 2 de mayo se celebra el Día Internacional contra el Acoso Escolar. Esta jornada sirve para concienciar sobre que todos somos partícipes en la lucha contra la violencia en las escuelas: desde estudiantes, a profesores, pasando por las familias.

Consecuencias del ‘bullying’

Cualquier persona puede ser víctima de acoso. No obstante, algunos factores influyen en las conductas abusivas. El origen o nacionalidad, la raza y la pertenencia a una minoría o religión pueden convertirse en motivo de discriminación y abuso.

Las estadísticas también indican que los niños, niñas y adolescentes que pertenecen a familias con menos recursos, así como los menores migrantes, tienen más posibilidades de recibir acoso.

El acoso escolar tiene consecuencias tanto a nivel físico como psicológico para aquellos que lo sufren. Puede afectar a la salud mental de las víctimas y perjudicarlas incluso después de la etapa escolar, provocando dificultades para relacionarse a nivel social, por ejemplo. 

Las víctimas pueden dejar de asistir a clase, bajar el rendimiento académico o dejar de participar en actividades de las que antes disfrutaban, como los deportes en el recreo o las actividades extraescolares. También pueden sufrir cambios bruscos de humor, tener insomnio o pesadillas, o incluso desarrollar trastornos alimentarios.

El malestar de las personas acosadas puede llegar a ser muy grave y en ocasiones, lleva a la víctima al suicidio. El suicidio es la cuarta causa de muerte entre los jóvenes de 15 a 19 años en todo el mundo, según datos de la Organización Mundial de la Salud.

¿Qué hacemos frente al acoso?

Las personas que sufren bullying no saben a quién acudir, les da vergüenza explicar lo que les pasa o tienen miedo a las represalias por parte de los acosadores si cuentan lo que está sucediendo a su familia o profesores.

Por eso, es fundamental crear un entorno escolar donde se fomente la confianza y la empatía, para que los estudiantes se sientan seguros y apoyados al hablar sobre sus experiencias. 

El papel del resto de compañeros de clase también es clave. En muchas ocasiones, ellos son testigos de lo que ocurre. De esta manera, los estudiantes también deben ser alentados a denunciar cualquier forma de acoso escolar que presencien o del que sean conscientes para ayudar a las víctimas.

Para prevenir los casos de abuso, es fundamental promover una cultura de respeto y tolerancia dentro de los centros escolares, en todos los cursos y en todos los espacios: en el aula, en los pasillos, en el patio, en las actividades extraescolares… La colaboración de todos es imprescindible para acabar con la violencia en las aulas.

Este artículo incluye materiales didácticos exclusivos para suscriptores. ¡Descubre la actividad que te proponemos hoy!

Restricted Content
To view this protected content, enter the password below:



¿Todavía no estás suscrito a Junior Report?

Suscríbete

Si tú o tu centro educativo estáis suscritos,
introduce el perfil de redes sociales o tu usuario

Últimas noticias

- Contenido patrocinado -