12 agosto 2022
spot_img
12 agosto 2022
spot_img

Un Mickey Mouse de dominio público

Los derechos de autor de este personaje animado caducarán en 2024, lo que supondría que Disney dejaría de ser su propietario

Mickey Mouse es el ratón más famoso del mundo. El personaje creado por Walt Disney se ha convertido en un símbolo de la compañía de animación y en uno de sus personajes más queridos. Sin embargo, en breve podría dejar de ser un personaje de Disney y pasar a anunciar productos, decorar las calles o utilizarse en las clases de cualquier lugar. ¿Por qué?

La figura de Mickey Mouse está protegida por los derechos de autor o copyright, que ahora son propiedad de Disney. No obstante, de acuerdo con la ley de copyright de Estados Unidos, estos derechos están protegidos durante un período máximo de 95 años.

El personaje original de Mickey Mouse, en blanco y negro, apareció por primera vez en el corto Steamboat Willie, que se estrenó el 18 de noviembre de 1928. Por lo tanto, los derechos de autor de Disney expirarán en 2024 y Mickey Mouse pasaría a ser una figura de dominio público: cualquier persona, empresa o institución podría utilizar su imagen sin tener que pagar por ello.

En la actualidad, otros personajes de ficción ya han agotado sus derechos de autor y pertenecen al dominio público: Frankenstein, Robin Hood, Drácula… No obstante, en el caso de Mickey Mouse, Disney todavía podría reclamar sus derechos.

Desde que fue creado hace más de 90 años, la imagen de Mickey Mouse ha cambiado: ha pasado de ser un ratón en blanco y negro, con la nariz puntiaguda y la silueta sencilla y estilizada, a vestir con los famosos pantalones rojos, tener unos ojos grandes y la nariz más redonda. 

Todos estos cambios son posteriores a la figura de 1918 y, por lo tanto, Disney todavía mantiene el copyright y podría demandar a cualquier persona que utilizara estas representaciones de Mickey. Al mismo tiempo, la compañía de animación podría denunciar a cualquier empresa o artista que utilice la figura de Mickey Mouse de forma que se asocie al universo de Walt Disney (porque podría perjudicar la imagen de la empresa).

Disney es una de las empresas más importantes de Estados Unidos y ha creado un gran imperio de entretenimiento basado en películas y dibujos animados, pero también parques de atracciones, programas de televisión y productos de todo tipo (desde juguetes hasta líneas de ropa o utensilios de cocina).

En el pasado, ha utilizado su influencia para presionar a los políticos y prorrogar los derechos de autor de sus personajes más allá de lo que indica la ley. Sin embargo, parece que esta vez podría ser la definitiva para Mickey Mouse.

¿Derechos de autor o marca registrada?

Para entender los entresijos sobre la propiedad de Mickey Mouse, es importante distinguir entre los derechos de autor y la marca registrada, dos conceptos legales que funcionan de forma distinta.

Los derechos de autor o copyright reconocen la autoría de una obra intelectual (un libro, una canción, una teoría científica, una película). El autor o autora de esta obra debe registrarla ante las autoridades pertinentes para ser reconocido como tal y disfrutar de los beneficios que pueda producir.

Sin embargo, los derechos de autor están limitados en el tiempo: una vez que el autor ha muerto y ha pasado un período de tiempo determinado (diferente en cada país), esa obra pasa a ser de dominio público. Eso significa que cualquier persona puede utilizarla, siempre que se respeten unos derechos morales.

En la Unión Europea, los derechos de autor caducan 70 años después de la muerte del autor; en México, los derechos de autor se mantienen durante 100 años; mientras que en Estados Unidos son 95 años. Durante este tiempo, la familia o herederos nombrados por el autor reciben los beneficios de la obra.

En cambio, la marca registrada o trademark es un contrato permanente, que concede el uso exclusivo de una obra a su propietario, ya sea un producto, una frase o eslogan, un logotipo… o un personaje. Además, el propietario puede denunciar cualquier uso no autorizado de su obra, porque constituye un delito según la ley.

El concepto legal de trademark se creó después de que la figura de Mickey Mouse apareciera por primera vez en 1928. Por eso el ratón más famoso del mundo está sujeto a la normativa de los derechos de autor y no es una marca registrada.

El ratón más famoso del mundo

A principios del siglo XX, la industria del cine empezaba a crear las primeras películas de animación. El dibujante Walt Disney se trasladó a California, donde estaban los grandes estudios de Hollywood, y fundó con su hermano Disney Brothers Studio, una pequeña productora de animación.

Disney trabajaba para los estudios Universal Pictures, para quienes creó el personaje de Oswald el Conejo Afortunado. Este personaje tuvo mucho éxito, pero cuando Disney quiso renegociar su contrato, Universal se quedó con los derechos de Oswald.

Así fue cómo Disney se vio obligado a crear un nuevo personaje: acortó las orejas de Oswald, redondeó el cuerpo, añadió zapatos… y convirtió el conejo en un ratón. Los primeros dibujos protagonizados por Mickey Mouse no tuvieron mucha repercusión, pero con Steamboat Willie se hizo famoso y empezó su imperio de animación.

Disney también fue un empresario emprendedor que supo aprovechar el éxito del personaje para expandir su marca. A finales de 1928 comercializó una línea de productos con la imagen de Mickey Mouse y creó el Club de Mickey Mouse, un club infantil que reunía a niños de todo el país y que aún existe a día de hoy.

A punto de cumplir 100 años, Mickey podría dejar de ser el símbolo de Walt Disney para convertirse en un icono universal.

Trabaja la actualidad en el aula

Últimas noticias

- Contenido patrocinado -spot_img