5 marzo 2024
spot_img
5 marzo 2024

COP28: nueva oportunidad para frenar la crisis climática

Países de todo el mundo se reúnen un año más en la Cumbre del Clima, que esta vez tendrá lugar en Dubái (Emiratos Árabes)

La 28ª Cumbre del Clima de las Naciones Unidas, también conocida como Conferencia de las Partes (COP), empieza este jueves 30 de noviembre en la ciudad de Dubái, en Emiratos Árabes. El encuentro se alargará hasta el próximo 12 de diciembre, cuando conozcamos las conclusiones de esta reunión internacional para frenar la crisis climática. 

Un año más, la COP reúne a líderes de gobiernos, científicos, activistas climáticos, ONG y otros miembros de la sociedad civil para debatir qué medidas deben tomarse para reducir las emisiones contaminantes, frenar el aumento de la temperatura global y evitar así los peores efectos del cambio climático.

La comunidad científica empezó a hablar de la posibilidad de que la actividad de las personas estuviera influyendo en el clima mundial a finales de los 80. La Organización de las Naciones Unidas (ONU), preocupada por este asunto, creó en 1992 la Convención Marco de Naciones Unidas para el Cambio Climático (CMNUCC o Convención).

Este documento establece un marco general para las acciones internacionales destinadas a abordar el cambio climático y sus impactos. Una de las medidas establece que los países firmantes se comprometen a reunirse periódicamente para discutir y negociar acuerdos para fortalecer la acción climática a nivel mundial. Estas reuniones se conocen como COP. 

La COP es una oportunidad crucial que tienen cientos de países cada año para salvar el planeta, teniendo en cuenta los récords de las temperaturas y los fenómenos climáticos extremos que afectan a la población. Sin embargo, muchas de estas cumbres terminan con conclusiones decepcionantes.

¿Avances suficientes?

Hasta la fecha, las Cumbres del Clima han logrado hitos decisivos, como el Protocolo de Kyoto (1997), que introdujo por primera vez objetivos de reducción de las emisiones para los países desarrollados. En la COP21 (2015), los países adoptaron el histórico Acuerdo de París, en el que se comprometieron a limitar el aumento de temperatura entre 1,5ºC y 2ºC.

A pesar de las buenas intenciones de estas reuniones, la situación no mejora. Las políticas actuales de los países para reducir las emisiones contaminantes son insuficientes y abocan a la Tierra a un aumento de la temperatura de 3 grados centígrados, según el último Informe sobre la Brecha de Emisiones de la ONU. 

La utilización del carbón, el petróleo y el gas como principales fuentes de energía ha sido un pilar esencial en el desarrollo económico durante décadas, pero también ha contribuido significativamente a las emisiones de gases de efecto invernadero y al cambio climático. 

El informe hace un llamamiento a todos los gobiernos para limitar estos combustibles fósiles en todos los sectores de la economía. El dilema está en el equilibrio entre el desarrollo económico y la sostenibilidad ambiental, un debate que está presente cada año en la Cumbre del Clima. 

Cada país tiene sus intereses y renunciar al uso de combustibles fósiles para reducir la emisiones contaminantes implica también reducir la productividad y los ingresos. El futuro del planeta está en juego, pero muchos gobiernos prefieren que su economía siga funcionando… aunque esto suponga daños irreparables para todos. 

Críticas a la COP28

Este año, la COP28 también ha recibido varias críticas. El presidente del evento es Al Jaber, director general de la Compañía Nacional de Petróleo de Abu Dhabi (ADNOC), una empresa petrolera y gasística estatal de los Emiratos Árabes.

En una de sus intervenciones previas a la Cumbre, el presidente ha hecho hincapié en la importancia de triplicar las energías renovables, mejorar la eficiencia energética y acotar las emisiones de metano. Sin embargo, ha dejado fuera de su discurso la necesidad de poner fin al carbón, el petróleo y del gas.

La lista Global Oil and Gas Exit señala que esta empresa tiene uno de los mayores planes de expansión de combustibles fósiles. Por esta razón, la elección de Al Jaber ha sido muy criticada por las organizaciones climáticas, que consideran que existe un conflicto de intereses que amenaza el éxito de la COP28

Las críticas también han ido dirigidas a la elección de Emiratos Árabes como sede. La legislación del gobierno emiratí impone severas restricciones a derechos fundamentales como el de libertad de expresión, asociación y reunión pacífica, tal como señala Amnistía Internacional.

Según ha avanzado la ONU, la transición energética será uno de los temas centrales de esta Cumbre. Los países participantes deberán negociar y llegar a acuerdos para evitar las emisiones de gases de efecto invernadero. Mientras transcurren las negociaciones, la crisis climática no se detiene y continúa provocando daños en todo el planeta. 

Trabaja la actualidad en el aula  

Este artículo incluye materiales didácticos exclusivos para suscriptores. ¡Descubre la actividad que te proponemos hoy!

Acceso para estudiantes / Accés per estudiants
Introduce la contraseña para acceder a los materiales:
Introdueix la contrasenya per accedir als materials:



¿Todavía no estás suscrito a Junior Report?

Suscríbete

Si tú o tu centro educativo estáis suscritos,
introduce el perfil de redes sociales o tu usuario

Últimas noticias

- Contenido patrocinado -