20 agosto 2022
spot_img
20 agosto 2022
spot_img

La polémica rodea a la patinadora rusa Kamila Valieva

La joven de 15 años ha dado positivo en un test antidopaje después de realizar una de las actuaciones más espectaculares de los Juegos de Invierno

El 7 de febrero, la patinadora rusa Kamila Valieva entró en la historia del deporte al convertirse en la primera mujer que realizaba un salto cuádruple en unos Juegos Olímpicos. Valieva tiene 15 años y hace solo seis meses que compite en la máxima categoría del patinaje artístico sobre hielo.

Sin embargo, unos días después, su logro quedó en un segundo plano por haber dado positivo en un test antidopaje. Antes de los Juegos, Valieva había consumido trimetazidina, una sustancia que se utiliza para tratar anginas de pecho pero que en personas sanas mejora el rendimiento físico, por eso está prohibida por la Agencia Mundial Antidopaje (AMA).

La prueba se realizó el 25 de diciembre, cuando Valieva participaba en una competición estatal en Rusia. Allí le hicieron un test antidopaje y dio positivo. La Agencia Rusa Antidopaje (RUSADA) la sancionó, pero la atleta apeló la decisión y la propia agencia optó por retirar la suspensión al cabo de poco.

Aun así, el resultado del test fue rechazado por la AMA porque se hizo en un laboratorio de Moscú implicado en el escándalo de dopaje del equipo olímpico ruso. Las muestras se enviaron a otro laboratorio en Estocolmo y los resultados no se han hecho públicos hasta ahora.

Los atletas y comités olímpicos de otros países consideran que el Comité Olímpico Ruso ha hecho trampas y que Valieva debería ser expulsada de los Juegos de Invierno.

No obstante, el Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAD), organismo internacional encargado de resolver las disputas que se producen en el ámbito deportivo, ha decidido que Valieva puede seguir compitiendo. El TAD ha tenido en cuenta que el positivo no se ha producido durante los Juegos de Pekín y ha considerado que impedir su participación provocaría un “daño irreparable” en su carrera.

Esta decisión ha encendido las críticas de muchos deportistas y del propio Comité Olímpico Internacional (COI), que está en contra de que la patinadora rusa siga compitiendo en Pekín. El COI ha anunciado que, si Valieva gana más medallas en lo que queda de Juegos Olímpicos, no se celebrará ninguna ceremonia de entrega. De momento, tampoco ha recibido la medalla de oro que ganó con el salto cuádruple.

La Agencia Mundial Antidopaje y la Unión Internacional de Patinaje también han apelado a la sentencia del TAD porque la consideran injusta para el resto de deportistas.

El precio de ser la mejor

De acuerdo con el Código Mundial Antidopaje de la AMA, cuando el o la deportista implicado en un caso de dopaje es menor de edad, se inicia una investigación de todo su entorno deportivo para aclarar responsabilidades: ¿Valieva era consciente de lo que sucedía o solo seguía las instrucciones de su entrenadora y equipo médico

Valieva empezó a patinar cuando tenía tres años y ha dedicado toda su vida a entrenarse para convertirse en la mejor patinadora del mundo. Ha ganado campeonatos nacionales y europeos y ha batido varios récords mundiales.

Su preparadora es Eteri Tutberidze, una entrenadora rusa conocida por la dureza de sus entrenamientos, que a veces se consideran abusivos. Tutberidze solo trabaja con adolescentes: cuando sus alumnas cumplen 17 años, considera que ya no sirven para alcanzar el máximo nivel. Algunas de sus pupilas han acabado retirándose del patinaje. 

Sin embargo, Tutberidze también es famosa por haber formado a toda una generación de patinadoras rusas que lo han ganado todo: desde Kamila Valieva hasta Alexandra Trusova, primera patinadora en lograr un salto cuádruple en competición, y Anna Shcherbakova, la actual campeona del mundo.

Si Valieva fuera sancionada y apartada de la competición olímpica, ¿qué consecuencias tendría para su carrera deportiva? Podría seguir participando en otras competiciones, pero es poco probable que llegara a los siguientes Juegos de Milán 2026. Su nombre siempre quedaría asociado al escándalo del dopaje y eso, con 15 años, podría minar la confianza en ella misma y afectar su vida, tanto a nivel personal como profesional.


Escándalo de dopaje en Rusia

Los Juegos Olímpicos de Invierno de 2014 se celebraron en la ciudad rusa de Sochi. A finales de ese año, se descubrió que varios atletas rusos habían consumido sustancias ilegales y que todo formaba parte de un programa de dopaje promovido por las propias autoridades rusas, para conseguir más medallas y ganar prestigio ante el mundo.

El Comité Olímpico Internacional sancionó a Rusia y le prohibió competir en las siguientes ediciones de los Juegos de Verano y de Invierno. Sin embargo, para respetar el espíritu olímpico y no castigar a los deportistas inocentes, los atletas rusos que pasaran los tests de dopaje podrían competir bajo la bandera del Comité Olímpico Ruso.

Para muchos deportistas y miembros de organismos como la AMA, el TAD o el COI, esta sanción no suponía una condena real ni impedía que los atletas rusos pudieran seguir dopándose. En Pekín 2022, la delegación rusa ha llevado a 212 deportistas: es el tercer país con mayor representación después de Estados Unidos (224) y Canadá (215).

Hasta ahora, los atletas rusos han ganado 11 medallas en Pekín. De acuerdo con los términos de la sanción, durante la ceremonia de entrega no suena el himno ruso (si ganan la medalla de oro) ni tampoco se iza la bandera.

Trabaja la actualidad en el aula    

Este contenido es exclusivo para suscriptores.
¿Todavía no estás suscrito a Junior Report?

Suscríbete

Si ya eres suscriptor, introduce el perfil de redes sociales o tu usuario

Últimas noticias

- Contenido patrocinado -spot_img