4 diciembre 2022
spot_img
4 diciembre 2022
spot_img

Rusia vuelve a bombardear Kyiv

El ejército ruso lanza varios misiles en el centro de la capital ucraniana, que hacía meses que no recibía ningún ataque

La capital de Ucrania, Kyiv, ha vuelto a convertirse en objetivo de guerra. Después de que Ucrania recuperara parte de su territorio y de que Rusia iniciara una movilización obligatoria de soldados reservistas, el ejército ruso ha bombardeado la ciudad más importante de Ucrania.

Rusia ha lanzado varios misiles en el centro de la ciudad, que no recibía ningún ataque desde el mes de junio. Al menos dos misiles han impactado contra el edificio del Ministerio de Cultura y otra bomba ha caído en un parque infantil. La policía de Kyiv ha informado de al menos ocho muertos y una veintena de heridos.

En las últimas horas, el ejército ruso ha atacado también otras ciudades como Lviv o Zaporiyia, donde se encuentra la central nuclear más importante de Ucrania. El gobierno ucraniano asegura que se han lanzado 75 misiles, pero más de la mitad han sido neutralizados gracias al sistema de defensa aérea.

El aumento de ataques a objetivos civiles en Ucrania llega días después de una explosión en el puente de Crimea, que está bajo control de Rusia. El presidente de Rusia, Vladímir Putin, culpa a los servicios de inteligencia ucranianos de la explosión.

En los últimos meses, los ataques rusos se habían concentrado en el este y el sur de Ucrania. En las provincias del este, los gobiernos prorrusos han promovido una serie de referéndums de anexión a Rusia: las regiones de Lugansk, Donetsk, Jersón y Zaporiyia han votado a favor de independizarse de Ucrania y pasar a formar parte de la Federación Rusa.

Las votaciones del referéndum se han hecho sin garantías ni observadores internacionales y por eso la mayoría de países no reconoce el resultado. Sin embargo, Putin considera que ya forman parte de Rusia y que cualquier ataque en estos territorios sería como un ataque dentro de sus fronteras. 


El puente de Crimea: símbolo del dominio ruso

La explosión en el puente de Crimea ha afectado la estructura del puente: el incendio alcanzó varios tanques de combustible que también estallaron y provocaron la muerte de tres personas y el derrumbe de una parte del puente, lo que obligó a interrumpir temporalmente el paso de vehículos.

El puente de Crimea es una infraestructura muy importante para Rusia. Fue inaugurado en 2018 y es el puente más largo de Europa: recorre 18 kilómetros entre la península de Crimea y la costa de Rusia. El puente consta de una autovía para vehículos y de una línea ferroviaria para el transporte de trenes.

Sin embargo, más allá de una infraestructura para unir territorios sobre el mar Negro, este puente es un símbolo de la expansión de Rusia sobre el territorio ucraniano. 

En 2014 Rusia invadió la península de Crimea, que formaba parte de Ucrania, y después organizó un referéndum de independencia. La opción de anexionarse a Rusia ganó con un 97% de los votos, aunque el resultado no fue reconocido por la comunidad internacional. 

A día de hoy, Crimea sigue bajo control ruso a pesar de que Ucrania reclama su soberanía. Muchos temen que suceda lo mismo con las cuatro provincias del este de Ucrania donde también se han organizado referéndums de anexión.

En ese sentido, la explosión en el puente no solo afecta a la movilidad y el transporte de Rusia, sino que también pone en cuestión su política de expansión por la fuerza, ocupando territorios más allá de sus fronteras y violando las leyes internacionales.

Premio Nobel para la Paz en Ucrania

El jurado de los Premios Nobel ha decidido premiar este año a dos organizaciones y un activista implicados en la defensa de los derechos humanos en Rusia, Ucrania y Bielorrusia.

La ONG rusa Memorial fue creada en 1987, cuando todavía existía la Unión Soviética, para luchar contra la censura, la represión política y la violación de los derechos humanos en Rusia. Durante décadas, Memorial ha recopilado datos sobre presos políticos y opositores perseguidos por el gobierno ruso.

En 2021, Vladímir Putin declaró a esta organización un “agente extranjero” y la acusó de colaborar con gobiernos extranjeros para perjudicar a Rusia. Como consecuencia, se vieron obligados a cerrar y detener las acusaciones contra el gobierno ruso.

El Centro para las Libertades Civiles fue fundado en Kyiv en 2007 para defender la democracia y los derechos humanos en Ucrania. Desde el inicio de la guerra, se ha dedicado a documentar los crímenes de guerra cometidos por el ejército ruso contra la población ucraniana.

Por último, los Nobel han reconocido la trayectoria del activista bielorruso Alés Bialitski, que desde la década de 1980 lucha contra los gobiernos autoritarios en su país. En 1996 creó la organización Viasna (que significa “Primavera” en bielorruso), que trabaja para defender los derechos y libertades de la población y ofrece apoyo a las víctimas de la persecución política

Bialitski estuvo encarcelado entre 2011 y 2014 por denunciar la represión del gobierno de Aleksandr Lukashenko, que es un aliado de Putin y ocupa el poder en Bielorrusia desde 1994. En 2021 volvieron a detenerle por acusar a Lukashenko de manipular las elecciones para mantenerse en el poder; a día de hoy sigue bajo arresto.

Trabaja la actualidad en el aula

Este artículo incluye materiales didácticos exclusivos para suscritores. ¡Descubre la actividad que te proponemos hoy!

Acceso para estudiantes / Accés per estudiants
Introduce la contraseña para acceder a los materiales:
Introdueix la contrasenya per accedir als materials:



¿Todavía no estás suscrito a Junior Report?

Suscríbete

Si tú o tu centro educativo estáis suscritos,
introduce el perfil de redes sociales o tu usuario

Últimas noticias

- Contenido patrocinado -spot_img