15 julio 2024
spot_img
15 julio 2024

La vacuna que ayudó a frenar la covid-19

Los científicos Katalin Karikó y Drew Weissman reciben el Premio Nobel de Medicina 2023 por el desarrollo de las vacunas de ARN mensajero

El desarrollo de las vacunas de ARN mensajero (ARNm), claves para mitigar el impacto de la pandemia del coronavirus, ha sido reconocido con el Premio Nobel de Medicina 2023. Los científicos Katalin Karikó y Drew Weissman, de la Universidad de Pensilvania (Estados Unidos), han sido los galardonados.

El jurado ha destacado que sus hallazgos contribuyeron a desarrollar vacunas efectivas contra la covid-19 durante la pandemia que comenzó a principios de 2020. La tecnología de ARNm es la base de la vacuna Pfizer-BioNTech: fue la primera que se aprobó contra la enfermedad, solo once meses después del descubrimiento del virus SARS-CoV-2.

Generalmente, las vacunas introducen en el organismo una versión debilitada de la enfermedad para generar inmunidad. Sin embargo, las vacunas de ARNm contra la covid funcionan diferente: inyectan instrucciones a nivel molecular para que el propio organismo reproduzca una proteína que se encuentra en la superficie del virus.

Cuando nuestras células crean esta proteína, nuestro cuerpo la reconoce como extraña y aprende a combatirla, creando inmunidad. Así, si algún día nos infectamos con el verdadero virus, nuestro sistema inmunológico ya sabe cómo luchar contra él, evitando que nos pongamos enfermos.

Esta técnica no solo es innovadora, sino que también tiene una ventaja importante. Las instrucciones que da el ARN mensajero a nuestro cuerpo no cambian nuestro ADN y, al no contener el virus debilitado, tampoco son capaces de causar la enfermedad en sí.  

El trabajo de Karikó y Weissman tuvo un impacto sin precedentes en la pandemia del coronavirus. Además, la tecnología de ARNm desarrollado podrá ser utilizada para otras enfermedades que amenacen la salud humana en el futuro, lo que también ha valorado significativamente el jurado de los Premios Nobel. 

Premios Nobel

Los Premios Nobel son unos prestigiosos galardones internacionales que se otorgan anualmente para reconocer logros destacados en los campos de la Física, la Química, la Medicina, la Literatura, la Paz y la Economía. Creados por el inventor y empresario sueco Alfred Nobel, los Nobel se entregan desde 1901

En el ámbito de la Medicina, el Nobel se otorga a las personas que han hecho contribuciones sobresalientes al entendimiento de los procesos biológicos o médicos y que han tenido un gran impacto en la sociedad y la vida de las personas. 

Entre los galardonados más famosos encontramos a Alexander Fleming, que recibió el Nobel en 1945 por su descubrimiento de la penicilina. La penicilina es un antibiótico que revolucionó la medicina al convertirse en el primer antibiótico efectivo para tratar infecciones bacterianas. 

El Nobel de Medicina ha sido otorgado a 227 personas. Sin embargo, solo 13 de ellas han sido mujeres. Entre ellas está Barbara McClintock, reconocida por su trabajo pionero en genética. Descubrió los elementos genéticos móviles, lo que cambió nuestra comprensión de cómo funcionan los genes y cómo se heredan los rasgos.

A lo largo de la historia de los Premios Nobel, las mujeres han estado infrarrepresentadas en la lista de galardonados. Esto no solo ocurre en la categoría de Medicina, sino también en el resto de campos.

Coronavirus en el mundo

La pandemia del coronavirus comenzó a finales de 2019 con la aparición del virus SARS-CoV-2 en la ciudad de Wuhan (China). Este virus es el causante de la enfermedad conocida como covid-19, que es una enfermedad respiratoria contagiosa

La pandemia se caracterizó por la propagación rápida del virus a nivel mundial. En más de tres años, se han contagiado al menos a 765 millones de personas y fallecido unos 20 millones en todo el mundo. 

En marzo de 2020, la Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró oficialmente la covid-19 como una pandemia mundial debido a su impacto en la salud pública global. Esto también provocó una grave crisis económica: los confinamientos y las restricciones de movilidad afectaron directamente a la economía, que quedó paralizada. 

En mayo de 2023, tres años después, la OMS declaró que la emergencia internacional por la pandemia de la covid-19 había terminado. Esto ocurrió después de que los casos graves y fallecimientos a nivel mundial por coronavirus se redujeran significativamente, algo que no habría sido posible sin las vacunas. 

A mediados de marzo, el cómputo mundial de dosis administradas superaba los 13.300 millones de inyecciones, según datos de la OMS. El trabajo de Katalin Karikó y Drew Weissman en el desarrollo de las vacunas de ARN mensajero ha sido clave para poner fin a la pandemia mundial.

Trabaja la actualidad en el aula

Este artículo incluye materiales didácticos exclusivos para suscriptores. ¡Descubre la actividad que te proponemos hoy!

Restricted Content
To view this protected content, enter the password below:



¿Todavía no estás suscrito a Junior Report?

Suscríbete

Si tú o tu centro educativo estáis suscritos,
introduce el perfil de redes sociales o tu usuario

Últimas noticias

- Contenido patrocinado -